Público
Público

El AVE entra en la campaña en Portugal

Las posturas antagónicas de los dos candidatos se han hecho más evidentes

EFE

Portugal entró ayer oficialmente en la campaña electoral para los comicios del 27 de septiembre, en los que el Partido Socialista del primer ministro José Sócrates, acechado por el aumento del apoyo a su rival, el Social Demócrata (PSD), intentará revalidar su mayoría absoluta de 2005.

Tras el debate televisivo que los enfrentó el sábado, las posturas antagónicas de los dos candidatos con posibilidad de gobernar, el socialista Sócrates y la conservadora Manuela Ferreira Leite (PSD) se han hecho más evidentes. Sócrates se mantiene firme en su intención de apoyar las "grandes inversiones en infraestructuras" como el tren de alta velocidad con España y el nuevo aeropuerto de Lisboa.

En cambio, Ferreira Leite insiste en que, si llega al Gobierno, suspenderá el proyecto del ferrocarril que debe enlazar en 2013 con el AVE de España por el "endeudamiento insoportable" de su país y porque "Portugal no es una provincia española" y no tiene que velar por los que considera intereses del país vecino.

Ante los últimos sondeos que dan sólo una ligera ventaja al PS sobre el PSD, los socialistas parecen haber desistido del sueño de revalidar la mayoría de 2005, cuando obtuvieron el 45% de los votos.

Sócrates y Ferreira Leite se preparan para sostener en las próximas dos semanas una lucha a dos, aunque el Partido Socialista cuenta con otros rivales a batir en el ala izquierda del espectro político, como el Bloque de Izquierda, con alrededor de un 10% de respaldo electoral. Sócrates insiste por ello en reclamar el "voto útil".

Más noticias de Política y Sociedad