Público
Público

La banca saca su arsenal más potente para vender pisos

Corredor y Aguirre se enzarzan por la deducción de vivienda en el Salón Inmobiliario de Madrid

S.R.ARENES

'Esta oficina permanecerá cerrada del 27 al 30 de mayo por el Salón Inmobiliario de Madrid, SIMA 2009'. Este cartel, colgado en un punto de venta de Reyal Urbis en el paseo de la Castellana de Madrid, simboliza hasta qué punto algunas inmobiliarias están ahorrando costes de personal para acudir a vender pisos al SIMA.

En esta raquítica edición, que se inauguró ayer y ocupa sólo un pabellón de la Feria de Madrid (Ifema) frente a los cinco del año pasado, brillan los gigantescos stands de la banca, que ha sacado toda su artillería para quitar mercado a las inmobiliarias.

En realidad, el objetivo de las entidades financieras no es robar clientes a las promotoras, pero es la consecuencia directa de que quieran deshacerse a toda costa de los pisos que se están quedando porque las inmobiliarias no pueden pagar sus hipotecas. Las inmobiliarias ya acusan a la banca de 'competencia desleal'.

Las más agresivas son las cajas, que pugnan con descuentos de hasta el 40% y un gancho que no tienen las inmobiliarias: una hipoteca en condiciones preferentes, pero sólo a quien cumpla sus requisitos. Con este arsenal compiten en SIMA Caja Madrid y otras rivales con división inmobiliaria, como La Caixa (con Servihabitat), Bancaja (Bancaja Habitat) y CAM (Mediterranean), además de Santander, que estrena en el SIMA su división Altamira. Esta última da poca información de precios, aparte de una lista de pisos: 'Hay que mirarlo en la web'.

'No concuerda lo que anuncian con lo que de verdad ofrecen: los pisos desde 80.000 euros son, en realidad, a más de 300.000', dicen Leticia y Daniel, una pareja de jóvenes en busca de piso en el SIMA.

En paralelo a la marea de compradores en potencia, tuvo lugar ayer la inauguración, con anécdota incluida. La ministra de Vivienda, Beatriz Corredor, y la presidenta de la Comunidad de Madrid, Esperanza Aguirre, se enfrentaron durante el acto por la deducción de vivienda que el Gobierno eliminará parcialmente en 2011 y que Madrid ampliará.

Las 'viejas recetas conservadoras no han funcionado', señaló Corredor quien también dijo: 'Querida Aguirre, yo defiendo la lealtad institucional', informa Europa Press. Aguirre dijo que el papel de las administraciones 'no es hacer inversiones' sino 'ayudar' a 'los generadores de bienestar, riqueza y empleo, los empresarios' y apostilló: 'Veremos cuánto se sostiene' el nuevo modelo productivo que propugna el Gobierno.

Más noticias