Público
Público

El beneficio de Iberdrola Renovables cae un 27,4% a septiembre

Reuters

Iberdrola Renovables experimentó un descenso de casi un 30 por ciento en su beneficio neto a septiembre debido a los mayores costes financieros y de amortización por la incorporación de nuevos activos, así como por la debilidad de su actividad en España.

"Las variaciones (...) reflejan el crecimiento de la producción derivado del incremento de la potencia media y el impacto negativo de la caída de los precios de la electricidad en el mercado español", dijo Iberdrola Renovables en su presentación de resultados.

A septiembre, Iberdrola Renovables tenía una capacidad instalada de 10.477 MW, un 23,4 por ciento más que el año previo. Este aumento impulsó la producción, pero el efecto positivo se vio neutralizado por las amortizaciones (+34,8 por ciento a 452,3 millones de euros) y por la caída de los precios de la electricidad en España.

Renovables obtuvo un beneficio neto de 167,6 millones de euros, un 27,4 por ciento menos que el año anterior, frente a los 173 millones de euros que esperaban los analistas.

La compañía señaló que los gastos financieros netos subieron un 85 por ciento con respecto al año anterior hasta los 128,3 millones de euros.

La deuda neta de la compañía aumentó un 18,7 por ciento hasta 3.844,4 millones de euros.

El resultado bruto de explotación (Ebitda) subió un 6 por ciento a 813,7 millones de euros. Renovables destacó que este apartado se vio afectado por el "impacto negativo de los precios medios de venta renovable, que han descendido un 8,5 por ciento con respecto al mismo periodo del año anterior".

CRECIMIENTO DEL 20% DEL EBITDA EN 2010

A pesar de revisar a la baja sus previsiones de beneficio para este año, Iberdrola Renovables avanzó una mejora de los precios en el último trimestre y estimó que en 2010 podría registrar un crecimiento en el entorno del 20 por ciento en su resultado operativo gracias al empuje de Estados Unidos.

"El aumento previsto en torno al 20 por ciento de la producción para el próximo ejercicio gracias al peso de Estados Unidos (...) hace que estimemos un fuerte crecimiento de Ebitda para el año 2010 que podría situarse en los mismos niveles que el crecimiento de la producción para el mismo ejercicio", dijo Ignacio Sánchez Galán a analistas tras la presentación de sus resultados a septiembre.

Renovables lograría estos objetivos, según Galán, apoyada en una capacidad que alcanzará los 10.750 megavatios (MW) al cierre de 2009 -frente a los 10.400 MW hasta septiembre- y los 12.500 MW en 2010, así como en el previsto aumento de precios en EEUU y las mejoras de eficiencia.

Los ejecutivos de la filial de Iberdrola mostraron una clara apuesta por EEUU, país que acogerá en torno a la mitad de los megavatios instalados hasta 2010. Renovables prevé cobrar 430 millones de dólares de subvenciones estadounidenses el año que viene, que se sumarán a los 546 millones que ya ha logrado hasta el momento.

Así, la compañía está comenzando a levantar el pie del freno en cuanto a las inversiones, dijo Galán, una táctica adoptada tanto por Renovables como por su matriz Iberdrola para prevenir los efectos de la crisis en los precios y la demanda.

"Estamos acelerando de nuevo el nivel de inversión, fundamentalmente en Estados Unidos", dijo Galán.

La compañía financia sus inversiones con la generación de caja -que se ha visto resentida por la crisis-, con deuda con su matriz y externa y, en EEUU, con las ayudas gubernamentales.

De cara a este año, el consejero delegado, Xabier Viteri, admitió que el beneficio sería ligeramente inferior al de 2008 frente a una anterior estimación de un beneficio este año igual o superior al del año previo.

Sin embargo, mantuvo la previsión de un crecimiento de doble dígito en el Ebitda debido a que los precios, responsables de la merma en los beneficios en las utilities internacionales, mejorarán en el último trimestre del año en todos los mercados, impulsando la caja.

Más noticias de Política y Sociedad