Público
Público

Benigno Blanco insiste en comparar "el asesinato de los judíos" con el aborto

El presidente del Foro de la Familia dice que no se manifestaron con Aznar porque "no pueden salir a la calle todos los días"

YERAY CALVO

El presidente del Foro de la Familia, Benigno Blanco, ha vuelto a comparar de nuevo "el asesinato de los judíos" con el aborto. Así lo explicaba Blanco en Los Desayunos de TVE. Sobre la nueva ley, ha comentado que le parece "injusta" y que aunque la actual "es mala", la nueva "es peor todavía".

Asegura que el número de manifestantes que acudieron a la manifestación del pasado sábado fue de "alrededor de dos millones". Justifica la cifra: "tenemos gente que nos va informando hasta donde llega la gente. Si sólo se computa una parte -sobre las informaciones de algunos medios de comunicación- estás dejando fuera a mucha gente", explica.

Blanco reconoce que no hubo manifestaciones durante la etapa de Aznar en el Gobierno porque "no podemos estar manifestándonos todos los días". Según explica, por lo mismo por lo que "no lo hicimos en los primeros cuatro años de Zapatero". La tramitación parlamentaria de la nueva ley es la que motiva la manifestación, dice el presidente del Foro del a Familia.

"El Gobierno no tiene en cuenta para nada los datos de la ciencia"

Blanco ha reconocido que los convocantes de la concentración no admitían adhesiones de partidos políticos- en refencia a la presencia de miembros del PP- pero que si asumen ante la opinión pública el compromiso de que los que asistan después actuarán en consecuencia. De este modo, ha advertido de que pedirá al PP, además del recurso a la nueva ley, que ya ha anunciado Rajoy, actuaciones en el ámbito regional.

"Esta ley no protege a la mujer de ninguna manera"

De igual modo, está convencido de que si la sociedad se empeñase podrían evitarse muchos abortos, pero que el problema es que no se dan "alternativas". La nueva norma, en su opinión, no genera seguridad jurídica "salvo para las clínicas, que podrán hacer lo que quieran". Preguntado por los recovecos que existen en la actual ley, el presidente del Foro asegura que con la nueva lo único que se consigue es "legalizar" dichos recovecos: "Es como si en la seguridad social renunciamos a los impuestos para acabar con la inseguridad", certifica.

"Los preservativos no son una solución técnica eficaz"

Blanco basa su postura en que "el feto está vivo" y que esa es la única razón por la que hay que abortarlo. "El Gobierno no tiene en cuenta para nada los datos de la ciencia". Además ha criticado "la obsesión abortista de esta ley que repercute hasta en las menores". "Esta ley no protege a la mujer de ninguna manera". La deja "sola", sentencia.

Además, ha hecho referencia a la actitud de los jóvenes frente al sexom señalando que "la cultura del sexo baladí genera efectos adversos" y que no se debe basar todo en los preservativos ya que no son "una solución técnica eficaz. Pura estadística",aclara.

Por último, sobre el por qué se ha manifestado contra el aborto y contra el matrimonio homosexual y no sobre la violencia de género o la conciliación laboral de la mujer, Blanco ha contestado que es libre de elegir los temas en los que debe centrarse.

La manifestación del sábado sacó a la calle a miles de personas. El acto estuvo convocado por más de cuarenta asociaciones.

Destacaron entre los manifestantes la presencia de numerosos dirigentes y militantes del PP, entre ellos el ex presidente José María Aznar, la secretaria general del PP, María Dolores de Cospedal y Ana Mato. Los encargados de leer los manifiestos fueron el propio presidente del Foro de la Familia y las representantes de la asociación Mujeres contra el Aborto, las periodistas Isabel San Sebastián, Cristina López Schlichting e Isabel Durán, junto a otras personalidades como María Vallejo Najera, Regina Otaola, Teresa Rabal o María Ostiz.


La derecha se volcó el sábado con la manifestación contra el aborto, aunque no quedó claro si fue tanto en la calle como en los cálculos de las cifras de asistencia. La diferencia entre los distintos colectivos que midieron el poder de convocatoria en la marcha fueron desde alrededor de  55.000 (agencia Efe), en la cifra más baja, hasta los 2 millones que estimaron los organizadores.

La fuente más interesada, las asociaciones que organización la protesta, es la que aporta una cifra más elevada de personas concentradas bajo el lema Cada vida importa. Pero, a tenor de la disparidad de resultados, cada vida no ocupó para todos el mismo espacio físico en el recorrido de la manifestación.

Su optimismo, contrasta con el cálculo elaborado por una empresa especializada, LYNCE,  contratada por la agencia Efe, que realiza un estudio fiable, según ellos,  mediante un sistema informático de imágenes fijas y en movimiento que contabiliza a los participantes. Aporta una cifra exacta: 55.316 personas.

Más noticias de Política y Sociedad