Público
Público

Bruselas castiga a los estafados por preferentes con su plan de rescate a la banca nacionalizada

La cajas tendrán que reducir su tamaño un 60% antes de 2017, lo que implica recortar a la mitad sus oficinas y despidos masivos. Esto, junto con la quita que se hará a los titulares de preferentes, ahorrará 10.000 millones de

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

La Comisión Europea ha dado luz verde  este miércoles a los drásticos planes de restructuración para los cuatro bancos españoles nacionalizados, BFA-Bankia, Nova Caixa Galicia Banco, Catalunya Caixa y Banco de Valencia. El comisario responsable de Competencia, Joaquín Almunia, ha sido el encargado en anunciar los duros ajustes que tendrán que asumir estas entidades financieras, que en parte van a recaer también en los pequeños ahorradores que se vieron estafados con las participaciones preferentes.

Los estafados de preferentes deberán someterse a un proceso para poder saber qué cantidad de dinero van a perder cada uno de ellos. El primer paso consiste en calcular el valor económico en el momento actual de esas preferentes, posteriormente se aplicará una quita parcial según las condiciones que existen 'en los planes' y finalmente se canjearán por acciones o títulos equivalentes. El comisario español no ha querido responder cuál va a ser la reducción exacta para este tipo de activos tóxicos y asegura que la responsabilidad reside en las autoridades españolas, quienes llevan desviándola desde hace meses.

Bruselas ha aprobado el plan de restructuración que permite desbloquear los 37.000 millones del rescate que llegarán a los bancos nacionalizados. La Comisión exige a estas entidades reducir su balance un 60% en cinco años para poder recibir el rescate. Esta disminución supone el cierre de la mitad de las oficinas de las entidades, lo que conllevará un amplio número de despidos que Almunia no ha querido cuantificar, volviendo a recordar que la responsabilidad sobre esto reside en quien debe acometer el plan. Concretamente, Bankia ha anunciado esta mañana que va a despedir a 6.000 personas y que además cerrará 1.100 oficinas.

Sobre las condiciones del despido, Almunia ha asegurado que no van a obligar a que se apliquen 20 días de indemnización tal y como permite la reforma laboral del PP y deja en manos de las entidades la gestión de estos. En 2011, el sector bancario despidió a 14.000 empleados y se cerraron 2.905 sucursales

El Ejecutivo Comunitario cifra en 10.000 millones el dinero que tendrán que asumir los bancos y sus accionistas, una cantidad en la que se incluyen las pérdidas de los estafados por participaciones preferentes, la reducción de la plantilla y la venta de activos inmobiliarios. Almunia ha calificado este dinero como un 'ahorro' para la ayuda estatal.

BFA- Bankia recibirá 17.960 millones de euros; Catalunya Caixa, 9.080 millones de euros; Novagalicia Banco, 5.425 millones; y Banco de Valencia, 4.500 millones, según se recoge en los planes de restructuración de las cuatro entidades aprobados por Bruselas. Almunia también ha anunciado un primer tramo de 2.500 millones de euros a la Sociedad de Gestión de Activos Inmobiliarios (Sareb) o Banco Malo.

Para hablar de responsables directos, el comisario ha señalado que son 'quienes gestionaron mal estas entidades'. 'No vamos a decir nombres, pero podríamos tener una larga lista', ha añadido.

'No vamos a decir nombres, pero podríamos tener una larga lista', dice Almunia sobre los responsables Por otra parte, la Comisión ha autorizado la venta del Banco de Valencia a CaixaBanc, tal y como se adelantaba ayer, puesto que consideran que 'no es viable como entidad autónoma'. Esta opción es la alternativa más barata que 'liquidar el banco', ha zanjado el comisario.

Bruselas también ha dado el visto bueno a la intención de España de vender Catalunya Caixa y Nova Caixa Galicia Banco antes de que finalice el periodo de restructuración en 2017.

En el caso de que lo no consigan vender ambas entidades, Madrid deberá presentar un plan de liquidación ordenada.

Almunia ha señalado que el Consejo de estas cuatro entidades financieras no podrá recibir más de 50.000 euros anuales sin remuneración variable. Los miembros ejecutivos podrán ganar 300.000 euros anuales. Para el resto de bancos considerados dentro del Memorandum de Entendimiento (MoU), la remuneración del Consejo asciende a 100.000, mientras que los ejecutivos podrán recibir 500.000 euros al año y bonus.

Bruselas exige que los bancos centren su modelo en préstamos al por menor y préstamos a las pymes  Para conseguir reducir el tamaño de las entidades, Bruselas exige que los bancos centren su modelo empresarial en préstamos al por menos y préstamos a las pymes en las 'principales regiones históricas'.

Almunia ha asegurado que existirá una limitación para la banca nacionalizada en el mercado al por mayor para 'impedir el regreso a las prácticas insostenibles del pasado'.

Por otro lado, deberán abandonar las líneas de crédito de promociones inmobiliarias. También se han comprometido a ceder participaciones industriales y filiales, cesiones que contribuirán la financiación de esta restructuración.

Por su parte, Bankia y Catalunya Caixa han acordado ceder los títulos de renta fija de su cartera de valores negociables y tesorería, la segunda entidad citada también dará todos sus fondos de capital riesgo.

 

El ministro de Economía, Luis de Guindos, ha anunciado hoy que el coste del rescate aprobado hoy por Almunia estará por debajo del 1 %. 'La financiación para la inyección de capital a la banca vendrá del Mecanismo Europeo de Estabilidad (MEDE) y el coste no va a ser el que les dije', que estaba en el entorno del 1,5 %, ha dicho De Guindos, que ha asegurado que se situará 'claramente por debajo del 1 %', según ha informado EFE.

El ministro de Economía ha asegurado que la Sociedad de gestión de Activos (Sareb) o Banco Malo es “una pieza fundamental” en el proceso de saneamiento financiero. También asegura una gestión 'eficiente y una desinversión ordenada en el sector inmobiliario'.

Prevé que el Banco Malo tenga una rentabilidad a quince años del 15% y ha indicado que para este fin de han establecido unos precios de transferencia de los activos con un descuento “sustancial” de su valor en libros.

De Guindos ha comparado este interés al que pagaron los contribuyentes cuando el Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero emitió deuda del Fondo de Reestructuración Ordenada Bancaria (FROB), que fue del 4,3%

Más noticias en Política y Sociedad