Público
Público

La CAM se disuelve 137 años después

La última asamblea de la caja se produce un día antes de que empiecen las declaraciones de cinco exdirigentes acusados de falsear las cuentas de la entidad

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

La Caja de Ahorros del Mediterráneo (CAM) ha entrado hoy en proceso de liquidación, tras 137 años de historia, con valor cero de sus cuotas participativas, pese a que los miembros de la última asamblea general han votado por mayoría en contra de esa amortización por entender que perjudica a miles de clientes. El exgobernador del Banco de España, Miguel Ángel Fernández Ordóñez, ya advirtió a principios de mes durante un acto que la caja era 'lo peor de lo peor'.

La asamblea que ha puesto fin a la centenaria CAM, cuyo germen es la Caja de Ahorros y Monte de Piedad de Alcoy de 1875, se ha celebrado presidida por José Antonio Iturriaga, Tomás González y Benicio Herranz, los interventores del Fondo de Reestructuración Ordenada Bancaria (FROB), y el directivo Bernardo Chuliá, y se ha prolongado durante más de cuatro horas. En un ambiente tenso, los asambleístas han sido recibidos con pitos, gritos e insultos por cerca de un centenar de titulares de las cuotas participativas, que representan a unos 54.000 afectados, y de tenedores de participaciones preferentes, y se han vivido momentos de gran crispación con algún empujón que no ha ido a más por la presencia de un fuerte dispositivo policial.

Los directivos que llevaron a la CAM a la intervención por el Banco de España, como el expresidente Modesto Crespo y los exdirectores generales Roberto López Abad y María Dolores Amorós, no han acudido a una cita donde que ha reunido a un centenar de personas, aunque sí estuvieron otros exdirigentes como Armando Sala y Enrique Garrigós, que han sido increpados por los manifestantes. Precisamente, ellos y otros gestores tendrán que declarar a partir de mañana por presuntos delitos societarios, estafa y manipulación del precio de las cosas durante su trabajo en la caja.

Mañana será el turno del exdirector general de recursos de la CAM Vicente Soriano Terol y el exdirector de planificación y control de la caja alicantina, Teófilo Sogorb. El miércoles, por su parte, está citado el expresidente del consejo de administración de la entidad financiera Modesto Crespo. Al día siguiente, el jueves, será el turno para el exdirector general de la entidad Roberto López Abad y el viernes, comparecerá la última directora general de la caja alicantina, María Dolores Amorós, que perdió la demanda por despido improcedente que interpuso y se quedó sin la indemnización de 10 millones que exigía.

Según han informado a los periodistas algunos delegados de la asamblea de este martes, dos terceras partes de los presentes ha rechazado en votación el punto clave de amortizar a cero las cuotas participativas, aún sabiendo que esta medida era defendida por los administradores del FROB y a que la decisión de la asamblea no era vinculante. Este hecho ha provocado que técnicamente no se pudiera votar el siguiente punto importante, la posible transformación de CAM en una fundación de carácter especial para la futura atención de la faceta más social de la extinta entidad financiera. Ante esta situación, se han designado dos interventores, Enrique Puig y Salvador Piles, para que participen en el proceso de liquidación y disolución de CAM que se abre ahora y que estará dirigido por el FROB.

La CAM que ahora expira es independiente del Banco CAM, a cuyos fondos han pasado en los últimos años toda la actividad financiera de la primera y que el 22 de julio de 2011 fue intervenido por el Banco de España y posteriormente vendido al Banco Sabadell, que ya es el nuevo propietario.

Más noticias en Política y Sociedad