Público
Público

Carla Suárez no quiere despertar de su sueño en Roland Garros

EFE

El sueño continúa para la joven Carla Suárez, la discípula de Xavi Budó, sexta española en alcanzar los cuartos de final de Roland Garros, que vela sus armas para no despertar de esta ilusión, aunque ahora le salga al paso la número tres del mundo, la serbia Jelena Jankovic.

Después de Lily Alvarez, Arantxa Sánchez Vicario, Conchita Martínez, Virginia Ruano y Marta Marrero, Carla es la siguiente española que ha alcanzado estas instancias en el Grand Slam de tierra batida. Suárez, la única que procede de la fase previa está ya en esa ronda, en la que normalmente las grandes raquetas no ceden. Pero en la grancanaria es la excepción, pues incluso en el cuadro masculino tampoco hay nadie ya de esa procedencia.

Poseedora ya de una de las plazas para disputar los JJ.OO. de Pekín, con un puesto asegurado alrededor del 50 (salió como la 132) y con un botín de 132.500 euros, más del doble de lo que había ganado hasta la fecha en el circuito (84.551 dólares), Carla afronta el que será su primer enfrentamiento contra una rival situada entre las diez primeras con absoluta tranquilidad, como si estuviera ya curtida de jugar en torneos de Grand Slam, siendo el de París el primero en el que compite.

La campeona de Europa júnior en 2006 se siente como en casa en este nuevo mundo que ahora le rodea. Su madre, Loly Navarro, no se separa de ella. "Va pasito a pasito", dijo a EFE, "pero estamos muy contentos todos con ella". Es lo lógico tras saltar del anonimato para convertirse en una jugadora con vitola ya de estrella, aunque no vive en un hotel de cinco estrellas, si no en uno de apartamentos, muy funcional.

Su rival, con la que se enfrentará por primera vez, es una tenista curtida ya en batallas más encarnizadas y que sabe que en este Roland Garros puede salir como número uno del mundo.

Pero Jankovice tiene problemas en su brazo derecho, inflamado y ahora también en el cuello. Jankovic, entrenada por el español Ricardo Sánchez, voló ayer en un vuelo privado hacia Belgrado, y regresó hoy de nuevo a París, para visitar a un médico de su absoluta confianza porque no quiere desaprovechar esta oportunidad.

La discípula de "Richy" contempla varios escenarios para ser la nueva número uno del mundo. Tiene que lograr la final y que Sharapova caiga en semifinales (juega hoy contra Dinara Safina) y que Svetlana Kuznetsova no gane el título. También sería número uno si gana el título y Sharapova no alcanza la final.

Jankovic cayó en la fase previa de este torneo en 2003, pero ya lleva cinco participaciones en este Grand Slam, con una primera ronda en 2004, ante la italiana Silvia Farina, en 2005, contra la israelí Anna Smashnova, tercera ronda en 2006 contra la francesa Amelie Mauresmo, y semifinales en 2007 ante la que luego sería campeona, la belga Justine Henin, retirada hace tres semanas.

Sin ceder un set en cuatro partidos este año, Jelena ha sido campeona esta temporada en Roma, finalista en Miami, semifinalista en el Open de Australia, Dubai e Indian Wells y cuartofinalista en Sydney, Bangalore, Charleston y Berlín.

La pregunta es, ¿puede perder Jankovic ante una jugadora situada fuera de las cien primeras?. Para Arantxa Sánchez Vicario, ex número del mundo, ganadora de cuatro Grand Slams, no sería algo imposible.

"Jankovic tiene toda la presión, primero porque está algo lesionada y luego porque está luchando por el número uno. Carla está tranquila, sin esa presión extra. Se ha plantado en cuartos de final saliendo de la fase previa y está disfrutando de dos semanas maravillosas. No tiene nada que perder", dijo a EFE.

Más noticias de Política y Sociedad