Público
Público

El Consejo de Seguridad reanuda las negociaciones para intervenir en Libia

EFE

El Consejo de Seguridad de la ONU reanuda hoy las negociaciones sobre la adopción de una serie de medidas militares en Libia para proteger a la población civil e impedir que el régimen del líder libio, Muamar Al Gadafi, ataque las ciudades en poder de los rebeldes.

El Consejo, bajo la presidencia de China, inició con casi media hora de retraso una reunión a puerta cerrada y con la que se pretende votar un proyecto de resolución presentado por Francia, Reino Unido y el Líbano, que autoriza el uso de la fuerza para impedir el vuelo de los aviones de combate del Gobierno libio.

El documento fue "puesto en azul" a última hora del miércoles, lo que según el reglamento del organismo mundial significa que debe ser votado en las próximas 24 horas.

"Esperamos votar hoy mismo el texto", dijo el embajador británico ante la ONU, Mark Lyall Grant, antes de entrar a la reunión.

El ministro de Asuntos Exteriores francés, Alain Juppé, se trasladó a Nueva York para participar en esta reunión con la intención de acelerar el voto en el Consejo, al que se espera que se incorpore en las próximas horas.

"Teniendo en cuenta la urgencia en la que se encuentra la población libia, principalmente en Bengasi, Juppé ha decidido ir a Nueva York para obtener lo más rápidamente posible el voto de esa resolución", comunicó en París el Ministerio francés de Exteriores.

Fuentes diplomáticas indicaron que las delegaciones trabajan intensamente en la revisión del texto francés, que a lo largo del día podría enmendarse para incluir las observaciones del resto de los miembros del Consejo de Seguridad.

Los técnicos de cada una de las 15 delegaciones que integran el Consejo se reunieron durante dos horas antes del inicio para pulir el documento y agregar algunos de cambios antes de que empezara la negociación.

Además de la zona de exclusión aérea, el proyecto de resolución contempla el refuerzo de las sanciones y el embargo de armas impuestos el mes pasado, así como medidas contra el uso de mercenarios.

Otro de los elementos que centra el debate de hoy es el deseo de algunas delegaciones de contar con medidas adicionales, posiblemente ataques aéreos, para frenar el avance de las tropas de Gadafi y evitar que sofoquen la rebelión.

"Las negociaciones de urgencia en el Consejo de Seguridad continuarán hoy. La posición de EEUU es que se necesitan pasos más allá de la zona de exclusión aérea para proteger a los civiles", dijo la embajadora de EEUU ante la ONU, Susan Rice, en su cuenta de Twitter.

Juppé también se sumó a la posibilidad de adoptar medidas adicionales antes de emprender el viaje a Nueva York, y en su blog mencionó que "varios países árabes" están dispuestos a participar en un ataque aéreo en Libia contra las fuerzas gubernamentales libias, sin especificar cuáles.

Asimismo, el secretario general de la OTAN, Anders Fogh Rasmussen, urgió hace unas horas a Naciones Unidas a lograr un acuerdo cuanto antes para intervenir en Libia y evitar una "inaceptable" victoria del régimen de Gadafi frente a los rebeldes.

Precisamente el embajador adjunto de Libia ante la ONU, Ibrahim Dabashi, pidió el miércoles al Consejo de Seguridad que autorice el uso de "ataques quirúrgicos" para detener la ofensiva contra las localidades rebeldes, tanto en el este como en el oeste de Libia.

Más noticias de Política y Sociedad