Público
Público

El crecimiento de la masa monetaria en la zona euro se ralentizó en diciembre de 2007

EFE

La expansión monetaria de la zona del euro, medida por el agregado M3, se ralentizó notablemente en diciembre del pasado año respecto a noviembre pero supera el nivel que el Banco Central Europeo (BCE) considera adecuado para mantener la estabilidad de precios.

El crecimiento de la masa monetaria en circulación en la zona del euro fue el mes pasado del 11,5 por ciento, frente al 12,3 por ciento de noviembre, informó hoy el BCE.

Al mismo tiempo, el incremento anual de este agregado monetario en el trimestre de octubre hasta diciembre fue del 12,1 por ciento, en comparación con el 12 por ciento entre septiembre y noviembre, según el banco europeo.

El crecimiento de los préstamos al sector privado se mantuvieron en diciembre en el 11,1 por ciento, como el mes anterior.

El agregado M3 comprende el efectivo en circulación, depósitos a la vista y a plazo hasta dos años, depósitos disponibles hasta tres meses, cesiones temporales de deuda y fondos de inversión en activos del mercado monetario (FIAMM).

La expansión de los préstamos a los hogares para el pago de una vivienda cayó en diciembre hasta el 7,1 por ciento, frente al 7,6 por ciento de noviembre.

El analista de Commerzbank Michael Schubert consideró que las cifras de expansión monetaria apenas van a influir en las decisiones del banco europeo sobre los tipos de interés.

"El crecimiento monetario estuvo impulsado por los depósitos a la vista, componente del M3 cuyo rendimiento ha aumentado en los últimos trimestres a cuenta de los incrementos de las tasas" acometidas por el BCE hasta junio del año pasado, según Schubert.

Pese al retroceso del crecimiento del M3 en diciembre, el nivel actual se sitúa muy por encima del valor que recomienda el BCE para mantener la estabilidad de precios, que es del 4,5 por ciento.

Para algunos expertos el fuerte crecimiento monetario puede generar presiones inflacionistas.

Commerzbank aseguró que "la información del crecimiento del M3 parece ser un asunto controvertido, incluso, dentro del Eurosistema" y observó que el BCE ha dejado de mencionar en su boletín mensual el valor de referencia para este agregado monetario.

En los próximos meses, el BCE tendrá en cuenta para decidir sobre los tipos de interés la evolución de las turbulencias de los mercados financieros, los indicadores económicos, así como la inflación y sus posibles efectos de segunda vuelta sobre los salarios.

Más noticias de Política y Sociedad