Público
Público

El crudo de Texas se negocia por 109 dólares hacia la media sesión en Nueva York

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El barril de petróleo de Texas se negociaba hoy hacia la media sesión en el mercado de Nueva York en torno a los 109 dólares, un precio que ronda valores históricos tras varios días de fuertes subidas.

Durante las operaciones electrónicas que tuvieron lugar antes de que abriera el mercado, el crudo de referencia en Estados Unidos llegó a cambiarse hoy por 109,72 dólares, lo que supone el precio más alto jamás alcanzado por los contratos de futuros del petróleo en la plaza neoyorquina desde que se empezaron a negociar hace 25 años.

Sin embargo, tras la apertura del mercado, los precios tendieron a moderarse durante las primeras horas de negociación y se cambiaron incluso por debajo de los 108 dólares, para luego emprender una nueva subida.

Así, hacia la media sesión en la Bolsa Mercantil de Nueva York (NYMEX) los contratos para abril de Petróleo Intermedio de Texas (WTI) oscilaban muy cerca de los 109 dólares, un dólar más caro que al precio al que cerraron el lunes.

En la primera sesión de la semana, el petróleo de Texas acabó en un máximo histórico de 107,9 dólares por barril.

En cuanto a los carburantes, los contratos de gasolina para entrega en abril se negociaban ligeramente por debajo de precio al que acabaron la sesión anterior, al cambiarse a 2,70 dólares por galón (3,78 litros).

Lo mismo ocurría con los de gasóleo de calefacción para ese mismo mes, que se intercambiaban a 2,96 dólares el galón (3,78 litros), y con los de gas natural, que cotizaban a 10,04 dólares por cada mil pies cúbicos.

El fuerte deterioro del mercado laboral en Estados Unidos en febrero ha agudizado la impresión de que la Reserva Federal recortará aún más los tipos de interés, para estimular la economía y el empleo.

El banco central estadounidense ha recortado los tipos de interés en un total de 2,25 puntos porcentuales desde el pasado septiembre, hasta dejarlos en el 3 por ciento actual.

Los recortes de tipos han ocasionado una fuerte depreciación del dólar frente al euro y otras divisas, al reducir la rentabilidad que consiguen los inversores con activos valorados en dólares.

El debilitamiento del "billete verde" y las frecuentes caídas en los mercados bursátiles han fomentado también que los inversores orienten fondos hacia materias primas que, como en el caso del petróleo, prevén que sus precios seguirán al alza debido a la fuerte demanda en China y otros países.

El encarecimiento del crudo ha favorecido que los precios de venta al público de gasolina en Estados Unidos se sitúen ya en los niveles de récord a los que llegó en mayo del año pasado.