Público
Público

Decenas de afectados de las preferentes aporrean el coche de Blesa a su salida de un juzgado

El expresidente de Caja Madrid evita reconocer la autoría de los correos electrónicos filtrados, y trata de evitar declarar en el juicio contra el exjuez Elpidio Silva.

Publicidad
Media: 5
Votos: 3
Un grupo de preferentistas increpa al expresidente de Caja Madrid Miguel Blesa a su salida del Tribunal Superior de Justicia de Madrid. EFE/PACO CAMPOS
Los preferentistas a la salida del juzgado rodean y golpea el coche de Blesa./ EUROPA PRESS
Un grupo de preferentistas increpa al expresidente de Caja Madrid Miguel Blesa, que ha comparecido como testigo en la causa abierta contra el exjuez Elpidio José Silva por la filtración de sus correos electrónicos. EFE/PACO CAMPOS

MADRID.- El expresidente de Caja Madrid, Miguel Blesa, ha sido asaltado por decenas de preferentistas a su salida del juzgado donde se ha celebrado la vista contra el exjuez José Elpidio Silva por la filtración a la prensa de los correos electrónicos de la entidad.

Blesa ha llegado al Tribunal Superior de Justicia de Madrid (TSJM) pasadas las ueve de la mañana y ha salido una hora después escoltado por varios agentes de la Policía, que no han podido evitar que un grupo de preferentistas increpara al exbanquero. Los afectados han rodeado el vehículo del expresidente de Caja Madrid y entre insultos han comenzado a zarandearlo y golpearlo con patadas, puñetazos y pancartazos, pese a los intentos de los policías por apartarlos del coche.

El banquero ha intentado suspender su declaración como testigo mediante la presentación de un escrito para informar de que está imputado en las piezas de preferentes y de las tarjetas opacas en la Audiencia Nacional, así como en el Juzgado de Instrucción número 9 de Madrid por la compra del City National Bank de Florida. De ahí que solicitase a la magistrada Susana Polo que "pondere sus obligaciones" como testigo para declarar contra Silva, y que se le permitiera no tener que responder sobre correos electrónicos que hicieran alusión a los asuntos en los que está siendo investigado.

Sin embargo, el exbanquero ha tenido que comparecer finalmente, aunque no se le han mostrado los correos referentes a los procedimientos en los que está imputado. Durante su declaración ante la magistrada Susana Polo, encargada de la investigación por la filtración, el banquero ha eludido responder de forma directa a las preguntas formuladas y ha insistido, durante casi una hora de interrogatorio, en que no recordaba si escribió varios de los e-mails publicados por la prensa.

La abogada defensora Elpidio Silva. Isabel Elbal, le ha enseñado recortes de prensa dónde se reflejaba su contenido. "Serán míos si alguien los filtró", ha respondido a la pregunta de si redactó los mensajes cuyo origen fue "ilícito". En concreto, le ha cuestionado sobre uno de los mensajes en los que se citaba al expresidente del Gobierno José María Aznar y otros dónde se hacía referencia a Esperanza Aguirre.​

Blesa "ha dirigido el debate negándose a responder y yo he reiterado a la magistrada que venía como testigo y tenía la obligación de decir la verdad, salvo en aquellas preguntas relacionadas con otros procedimientos como las preferentes y otras que están en la audiencia nacional, ahí no tenía que responder", ha explicado Elbal en declaraciones a los medios a su salida de la declaración.

Blesa, ha denunciado el "gran daño" que el juez Silva le causó durante la instrucción y le ha acusado de "arruinar" su "reputación personal y profesional" 

Hasta el momento, la juez Polo ha tomado declaración a ocho testigos que han negado haber colaborado con la filtración de los e-mails del exbanquero, a quien se llegaron a intervenir 8.777 correos corporativos. Una antigua amiga íntima de Silva afirmó que él le dijo que disponía de ellos y que guardaba el sumario en su domicilio.

La Fiscalía Superior de Madrid apuntó a la existencia de indicios de delito de infidelidad en la custodia de documentos y revelación de secretos, después de que el magistrado Jesús Gavilán, que fue el que instruyó la causa contra el juez inhabilitado Silva, preguntara por la conveniencia de esclarecer estos hechos.

Daño personal

Por el momento, Miguel Blesa, ha denunciado el "gran daño" personal y familiar que Silva le causó durante la instrucción y le ha acusado de intervenir sus correos para "arruinar" su "reputación personal y profesional" y de "auspiciar" que su contenido tenga la máxima difusión. Mañana está previsto que ratifique esta versión ante la juez.

El juez Silva fue condenado a 17 años de inhabilitación por prevaricación continuada y dos delitos contra la libertad individual de Miguel Blesa, a quien envió en dos ocasiones a la cárcel.

El líder de Movimiento Red también ha sido denunciado por una testigo protegida por supuestos malos tratos psicológicos, una causa que será investigada en los Juzgados ordinarios de Madrid al concernir a hechos presuntamente cometidos al margen de su cargo como magistrado.

Más noticias en Política y Sociedad