Público
Público

Decepción por la renovación de una pirámide boliviana

Reuters

Deseando atraer a más turistas, la localizada andina de Riwanaky ha restaurado la antigua pirámide de Akapana con adobe, en lugar de la piedra, en lo que algunos expertos definen como un fiasco de renovación.

Ahora, la pirámide de Akapana se arriesga a perder su designación como Patrimonio de la Humanidad de Naciones Unidas, y existe una preocupación general de que el cambio pueda incluso provocar el colapso de la construcción.

La pirámide es una de las edificaciones precolombinas más grandes de Sudamérica y un lugar de gran significado espiritual para la civilización de Tiwanaku, que se extendió por el suroeste de Bolivia y partes de las vecinas Perú, Argentina y Chile, aproximadamente entre el año 1.500 antes de Cristo y el 1.200 después de Cristo.

José Luis Paz, nombrado en junio para evaluar los daños, indicó que la Unión Arqueológica Nacional (UNAR) erró al decidir reconstruir la pirámide con adobe, cuando se ve a simple vista que la original estaba hecha de piedra.

"Decidieron ir por libre con el (nuevo) diseño (...) no hay estudios que indiquen que las paredes eran así", dijo Paz a Reuters frente a la pirámide, en el yacimiento arqueológico de Tiwanaku, unos 64 kilómetros al norte de La Paz.

Según el experto, que ahora dirige las excavaciones en el lugar, la localidad contrató a la UNAR para renovar Akapana y hacerla "más atractiva para los turistas", al margen de cómo fuera el edificio en un principio.

Miles de turistas visitan el lugar cada año y pagan unos 10 dólares para visitar el yacimiento, pero la ciudad, que gestiona el parque, pensó que una pirámide con mejor aspecto atraería aún más visitantes, indicó Paz.

El ministro de Cultura, Pablo Groux, restó importancia a alguna de las críticas y afirmó que la renovación era necesaria desde hacia tiempo.

"La UNAR ha restaurado la forma original que tenía la pirámide. Si miramos a las fotos de hace cinco años, ahí sólo había una colina. Lo que podemos ver ahora es algo cercano a lo que parecía la construcción original", dijo a Reuters.

PREOCUPACIONES ESTRUCTURALES

Sin embargo, Paz afirmó que la polémica no es sólo por estética.

El arqueólogo comentó que los niveles más bajos están ligeramente inclinados por el peso extra de las paredes de adobe, lo que podría llevar al colapso de la pirámide.

La UNESCO (Organización Educativa, Científica y Cultural de Naciones Unidas) tiene previsto visitar pronto el lugar, y si decide que Akapana ha sido demasiado modificada, podría retirar a Tiwanaku de su lista de lugares Patrimonio de la Humanidad.

En 2000, la organización lo incluyó en su lista porque las ruinas "son un impresionante testigo del poder del imperio que jugó un papel destacado en el desarrollo de la civilización prehispánica andina".

El saqueo de las piedras labradas y cerámicas de la pirámide comenzó poco después de la conquista española, y la estructura fue utilizada después como cantera, de la que se extrajeron piedras para construir un ferrocarril y una iglesia cercana.

Más noticias de Política y Sociedad