Público
Público

El déficit del Estado se contiene y se sitúa en el 4,13% del PIB

Pese a todo sigue siendo un 9% más alto que el de hace un año.  El Gobierno ha gastado 43.374 millones más de lo que ha ingresado

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El Estado registró un déficit de 43.374 millones de euros hasta octubre en términos de Contabilidad Nacional, el 4,13% del PIB, según los datos ofrecidos este martes por la secretaria de Estado de Presupuestos, Marta Fernández Currás.

Estos datos no incluyen el déficit de las Comunidades Autónomas ni de las administraciones locales, ni tampoco de la Seguridad Social.  

La cifra supone un aumento del 9% en comparación con el año anterior, pero se modera ligeramente respecto a los datos de septiembre, cuando el saldo del Estado alcanzó el 4,39% del PIB.

En términos homogéneos, es decir sin tener en cuenta las trasferencias adelantadas a las otras administraciones (autónomicas y locales) ni las devoluciones de impuestos, el déficit registrado en los diez primeros meses se queda en el 3,92% del PIB, cifra que ya adelantó el ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, la semana pasada.

El déficit hasta octubre fue consecuencia de unos pagos que se situaron en 132.153 millones de euros, un 4,9% más que en septiembre, mientras que los ingresos sumaron 88.779 millones de euros, lo que supone un aumento del 3%.

Currás ha destacado que por segundo mes consecutivo se ha reducido el déficit del Estado. 'Éste es el dato fundamental', dijo la secretaria de Estado, quien aseguró que el déficit se ha moderado en más de 2.700 millones respecto al mes pasado.

Los ingresos no financieros, antes de descontar la participación de las administraciones territoriales, han aumentado en los diez primeros meses del año un 19,2%, hasta 183.431 millones.

La recaudación procedente de impuestos alcanzó los 142.082 millones, el 0,1% menos que un año antes. Los ingresos por IRPF han sumado 60.237 millones, el 1,2 % más que hace un año, mientras que los procedentes del IVA fueron de 43.865 millones, el 3,6% menos, si bien supone una moderación respecto al ritmo de caída del entorno del 10% registrado en la primera parte del año.

Fernández Currás explicó que la menor caída de la recaudación del IVA es consecuencia no sólo de la subida que entró en vigor en septiembre, sino también del importante crecimiento de los ingresos por los aplazamientos de periodos anteriores.

El impuesto de sociedades ha ingresado 17.303 millones, el 10,5% más, debido en buena medida al efecto de los cambios normativos respecto a los pagos fraccionados, lo que ha permitido ingresar 2.057 millones más que en octubre de 2011.

Por su parte, los pagos no financieros han alcanzado los 127.413 millones, el 6,2% más, como consecuencia del aumento en los pagos por transferencias corrientes. Los sueldos y salarios de personal han bajado el 1,7%, hasta 10.993 millones, pero los pagos por intereses de la deuda han crecido el 16,2% (25.362 millones) y las transferencias corrientes han aumentado el 15,7 % (70.907 millones).

La Seguridad Social tuvo un superávit de 2.889,64 millones de euros hasta octubre, lo que supone una caída del 53,44% respecto al mismo periodo de 2011, según datos del Ministerio de Empleo y Seguridad Social. Este superávit, que representa el 0,27% del PIB, se debió a que los ingresos, que alcanzaron los 100.120,84 millones de euros, disminuyeron el 0,70% respecto al año pasado, mientras que los gastos aumentaron el 2,76% hasta los 97.231,20 millones.

En términos homogéneos, sin tener en cuenta el adelanto de las transferencias del Estado a la Seguridad Social, que llegaron a 8.537,67 millones a finales de octubre, el superávit del sistema sería de 1.742,08, el 0,14 % del PIB. Según empleo, con esos 8.537,67 millones ya se ha recibido el 96,27% de las aportaciones del Estado que contemplan los presupuestos.

En un comunicado, el secretario de Estado de Seguridad Social, Tomás Burgos, señala que las transferencias del Estado están prácticamente culminadas, pero subraya que no impide al sistema hacer frente a sus obligaciones porque dispone de recursos para seguir trabajando 'con toda normalidad'. Si se tienen en cuenta los cobros y los pagos que efectivamente se han hecho en el período, es decir, en términos de caja, la recaudación de la Seguridad Social fue de 95.687,07 millones, un 1,32% menos respecto al mismo periodo del año anterior, en tanto que los pagos aumentaron el 2,76% hasta los 97.063,03 millones. Esto supone un desequilibrio monetario de 1.375,96 millones, subraya Empleo.

Más noticias en Política y Sociedad