Público
Público

Desarticulada en Valencia una banda dedicada a prostituir mujeres de Brasil

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Agentes de la Policía Nacional han desarticulado una organización criminal integrada por ciudadanos de origen español y brasileño, asentada en Valencia, dedicada a la trata de seres humanos para su explotación sexual y favorecimiento de la inmigración.

Las investigaciones se iniciaron a mediados de diciembre del año pasado cuando los policías tuvieron conocimiento de la existencia de una organización que se dedicaba a la explotación sexual de mujeres de origen brasileño.

Durante las investigaciones, los agentes averiguaron que la citada organización tenía personas en Brasil encargadas de localizar a posibles víctimas y acompañarlas hasta que subían al avión, con destino España, para tenerlas controladas en todo momento y que no pudiesen huir.

Después de ser captadas en Brasil, las mujeres eran trasladadas a España, momento en que contraían una deuda con la organización de entre 2.000 y 3.000 euros en concepto del viaje.

Una vez aquí, las jóvenes eran explotadas en un club de la ciudad de Valencia y tenían que pagar la mitad de sus servicios a la organización.

Según las mismas fuentes, la organización estaba compuesta por cuatro personas, cada una de ellas con función predeterminada: una de las mujeres era la dueña de la casa de citas y otra la encargada del establecimiento; uno de los hombres era el encargado de recoger el dinero recaudado en la casa y el otro se encargaba de llevar algún tipo de sustancia cuando le fuera solicitado.

Tras un operativo policial, los agentes detuvieron a cuatro personas (dos mujeres de origen brasileño y dos hombres de origen español) por los presuntos delitos de trata de seres humanos para su explotación sexual, contra los derechos de los ciudadanos extranjeros, contra los derechos de los trabajadores y pertenencia a organización criminal.

Dos de los detenidos, con antecedentes policiales, pasaron a disposición judicial, mientras que los otros dos, tras ser oídos en declaración, fueron puestos en libertad, no sin antes ser advertidos de la obligación de comparecer ante la Autoridad Judicial cuando fueran requeridos.

Más noticias en Política y Sociedad