Público
Público

Los detenidos ayer tenían material para fabricar explosivos, armas y drogas

EFE

El presunto grupo de "legales" (no fichados) de ETA desarticulado ayer por la Ertzaintza tenía en su poder armas y materiales para fabricar explosivos, presumiblemente bombas lapa, además de drogas e instrumentos de los usados habitualmente para el tráfico de esas sustancias, según Interior.

Fuentes del departamento vasco de Interior han informado hoy de que entre lo incautado a los cinco detenidos en Vizcaya y Guipúzcoa por su presunta relación con ETA, figuran detonadores, temporizadores, explosivos y dos pistolas.

La Ertzaintza también ha decomisado en la operación dos bolsas de marihuana y otras 41 bolsas con una sustancia presumiblemente estupefaciente, que deberán ser analizadas, así como cuatro básculas para el pesaje de la droga y 1.750 euros en billetes de 50 euros.

Según Interior, el grupo tenía en su poder "una importante cantidad" de materiales para la fabricación de artefactos explosivos.

Entre lo incautado por la Ertzaintza, figuran un kilogramo del explosivo pentrita, componente habitual de las bombas lapa, cuatro metros de cordón detonante y otra partida del mismo material explosivo de fabricación casera y con pentrita añadida para reforzar su efecto.

Los detenidos también tenían en su poder siete temporizadores, alguno de ellos con el anagrama de ETA grabado en su superficie, y detonadores, asimismo, con el logotipo de la organización terrorista.

Según Interior, todo este material se encontraba en condiciones para ser utilizado en la preparación de algún artefacto, presumiblemente bombas lapa.

La Ertzaintza también ha incautado a los detenidos dos armas de fuego, una pistola Smith & Wesson de 9 mm, cargada y con un cartucho en la recámara, y un revólver del calibre 38 de la misma marca, además de un centenar de cartuchos -repartidos entre los dos calibres-.

La Policía Autónoma Vasca ha decomisado, asimismo, otros objetos como teléfonos móviles, material informático, documentación y un arma de defensa personal que utiliza descargas eléctricas.

Según las mismas fuentes, el material incautado será puesto por la Ertzaintza a disposición de la Audiencia Nacional junto con el resto de diligencias.

Entre los cinco detenidos ayer por la Ertzaintza, se encuentra Ibon Iparragirre Burgoa, a quien se le considera líder del grupo y se le vincula con los ataques contra la comisaría de la policía vasca en Ondarroa y la Caja Vital en Vitoria.

Junto a Iparragirre Burgoa, de 36 años, fueron detenidos Xeber Uribe Beitia, de 32 años; Asier Badiola Lasarte, de 29; Javier Zubizarreta Legardi, de 40; y Jon Iñaki Esnaola Alba, de 34 años.

Más noticias