Público
Público

Elena Salgado dice que el sector inmobiliario y la deuda seguirán siendo un lastre

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

La vicepresidenta segunda del Gobierno, Elena Salgado, advirtió hoy de que la "debilidad" del sector inmobiliario y el elevado endeudamiento de familias y empresas continuarán siendo un "lastre" para la evolución económica en 2010.

En su intervención en una jornada organizada por la revista The Economist, Salgado apuntó en cualquier caso que "nadie cuestiona" ya que el año que viene el Producto Interior Bruto (PIB) volverá a registrar crecimientos trimestrales que seguirán "con más fuerza" en 2011.

La ministra de Economía y Hacienda aseguró que la "prioridad" del Ejecutivo sigue siendo la reducción del desempleo, aunque advirtió de que para volver a crear puestos de trabajo es necesario que la economía crezca de forma sostenible y el sistema financiero funcione "en buenas condiciones".

Aunque valoró la solidez con la que el sistema financiero español ha afrontado esta crisis, y subrayó que las medidas tomadas por el Gobierno han permitido a la banca española "superar sin grandes dificultades" las tensiones financieras internacionales.

No obstante, advirtió de que el año que viene será "previsiblemente complicado" para las entidades financieras en términos de rentabilidad y de morosidad, a pesar de que esta última es inferior a la de otras crisis y menor que la de otros países de nuestro entorno.

Además, subrayó que la morosidad seguirá creciendo, aunque de forma "más gradual".

La ministra señaló que la reducción de la morosidad es uno de los factores que más pueden hacer por el desarrollo económico y sobre todo por la sostenibilidad de las pymes.

Adelantó que en la futura Ley de Economía Sostenible se van a tomar medidas para reducir la morosidad que también existe en el sector público y la que se produce entre agentes privados, como ocurre en el comercio.

Recordó en este sentido que las mayores tasas de mora se producen en el ámbito local, con deudas individuales que están "asfixiando" a muchas pymes, que a su vez ven reducir su capacidad para la obtención de crédito.

Según Salgado, los bancos y cajas españoles deben mejorar su eficiencia y tendrán que recurrir a resultados y provisiones para fortalecer sus activos, aunque en su opinión el conjunto del sistema cuenta con "solidez suficiente para soportar un previsible deterioro de sus activos".

El sector financiero, continuó, debe adaptarse a un mercado más pequeño y un entorno más exigente, y debe poder seguir financiando los proyectos empresariales y las decisiones de inversión de las familias.

Elena Salgado señaló que para que el empleo sea "más estable" serán necesarios "cambios importantes" en el mercado laboral, que serán "eficaces y duraderos" siempre que cuenten con el "respaldo suficiente" de todos los interlocutores sociales.

Por otro lado, la vicepresidenta segunda subrayó que la retirada de los estímulos fiscales y la mejora de la posición cíclica de la economía permitirán reducir en cuatro puntos el déficit público -que se prevé sea del 9,5% del PIB al cierre del año para el conjunto de las administraciones-.

El resto del ajuste, para conseguir llegar a un déficit de inferior al 3% del PIB como demanda la Comisión Europea, requerirá medidas "discrecionales" y conseguirlo requiere un compromiso "exigente, pero creíble".

Además se mostró convencida de que la reducción del déficit estructural será superior cuando la actividad económica regrese a su nivel potencial. )

Más noticias en Política y Sociedad