Público
Público

ENFOQUE-Senectud en China ofrece hebra de plata a inversores

Reuters

Por Jane Lanhee Lee y Lucy Hornby

El profesor jubilado ChenChongyu y su esposa Liu Zhenjuan soñaban con regresar a China ydejar la casa de su hija en Francia, pero hasta el año pasadola pareja no tenía a dónde llegar.

Eso cambió cuando encontraron Cherish-Yearn, una comunidadde retiro en los márgenes de Shanghái pionera en encargarse delos prósperos adultos mayores de China.

Negocios similares apenas están empezando a expandirse enel mercado de los adultos mayores: la nueva industria de platade China.

"Cada año regresábamos a China y visitábamos hogares paraadultos mayores. Pero no pudimos encontrar nada", dijo Chen, de79 años, un profesor de historia que se especializó en larevolución francesa.

"Finalmente hallamos este lugar al que sentimos quepodíamos regresar", explicó.

El modelo tradicional de los chinos en el cual los hijosviven con sus padres está cambiando gracias a 30 años depolíticas que sólo aceptan un hijo por pareja y a la rápidainmigración urbana.

Al dejar la casa de su hija en Francia, Liu, de 74 años, yChong pagaron 690.000 yuanes (104,545 dólares) para mudarse aun departamento de tres habitaciones en el hermoso complejo deCherish-Yearn.

Un pago anual de 88.000 yuanes cubre los servicios básicosde limpieza y salud, además de varias actividades.

China tenía unas 169 millones de personas mayores de 69años para fines del 2009, o el 12 por ciento de la población.Esa cifra saltará a 250 millones para el 2025.

Y su poder adquisitivo está aumentando. Los ancianos chinoscuentan con entre 300.000 y 400.000 millones de yuanes en rentaanual líquida, de acuerdo a Kunal Sinha, jefe de la firma demárketing Ogilvy & Mather en Shanghái.

Esa suma llegará a 5 billones de yuanes en las próximastres décadas.

"Todo el mundo del márketing está obsesionado con losjóvenes. La realidad de China, el cambio demográfico, es quedentro de 15 años el número de jóvenes se reducirá a la mitad,será un 50 por ciento menos que el número actual", afirmó Sinhaa Reuters.

"Pero el número de adultos mayores va a duplicarse",indicó.

HIPERMERCADOS AL FRENTE

Los hipermercados de las grandes ciudades de China captaronprimero que los adultos mayores son sus grandes compradores yahora les envían buses matutinos y les ofrecen descuentos paraatraerlos.

Pero aparte de los fabricantes de suplementos para lasalud, otras pocas industrias en China trabajan para ganarselos dólares de plata.

De todas formas, en los últimos años ha habido unarepentina alza de la inversión en hogares para adultos mayoresy las denominadas "localidades de plata".

Yoko Marikawa, una consultora japonesa especializada en laindustria de adultos mayores, dice que casi el 50 por ciento desus clientes chinos han lanzado o están planeando lanzarcomunidades de retiro en China con un estimado total deinversión entre 15.000 y 25.000 millones de yuanes.

La firma francesa de servicios de comida y hotel Sodexo está en negociaciones con el Gobierno chino paraofrecer servicios similares, dijo un ejecutivo.

Pero la mayoría de firmas y fondos aún están esperando queel Gobierno emita estándares sobre las instalaciones yservicios.

"Los inversores aún no saben qué estándares son buenos. Siinvierten en la instalación ahora y después el Gobierno anunciaalgún otro reglamento, quedan todos fuera del negocio. Tendríanque reconstruir o cambiar las instalaciones", indicó Marikama.

El presidente de Cherish-Yearn, Xi Zhiyong, está listo paracorrer riesgos mientras apuesta por el futuro de la industria.Invirtió 600 millones de yuanes en Cherish-Yearn, que abrió enel 2008.

Su nuevo negocio incluso le ayudó a lidiar con problemaspersonales.

"Comencé esto porque personalmente sentí la necesidad. Unaño mi madre fue hospitalizada 11 veces. Cada vez estaba deviaje de negocios y recibía una llamada suya y debía volver",dijo.

Ahora sus padres, sus suegros y sus cuñados viven todos enel nuevo complejo.

Hasta ahora se han ocupado 300 de los 500 unidades y elinterés es alto, dijo Xi. Los ingresos aumentaron a 150millones de yuanes, desde 110 millones de yuanes en el 2009, yel proyecto final incluirá 800 departamentos.

"El principal riesgo es que aún es muy temprano. Los padresde los primeros niños de la política de un solo hijo llegarán alos 70 años en unos cinco años", asegura Xi, agregando que elpromedio internacional de edad de personas viviendo en casas deretiro es de 71,5 años.

(1 dólar = 6,619 yuanes)

Más noticias