Público
Público

España inicia una presidencia europea de transición

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

España inicia el viernes su presidencia de la Unión Europea con la tarea principal de poner en marcha las nuevas instituciones comunitarias, aunque Madrid no olvidará en cualquier caso dar un empujón a su propia agenda política.

Se tratará en particular de que el presidente del Gobierno español, José Luis Rodríguez Zapatero, y su ministro de Asuntos Exteriores, Miguel Ángel Moratinos, aprendan a trabajar con el presidente del Consejo Europeo, el belga Herman Van Rompuy, y la alta representante para la política exterior de la UE, la británica Catherine Ashton, recientemente nombrados.

Oficialmente, como precisó Moratinos a mediados de diciembre, "no hay ninguna competencia entre las autoridades españolas y las nuevas instituciones (...) La presidencia española no será nacionalista, será europeísta".

así como las ruedas de prensa - "si considera que Zapatero debe estar presente, nada impedirá que éste último le acompañe", estimó Moratinos, que presidirá por su parte la reunión informal de ministros de Exteriores de la UE en Córdoba.

"El Ministerio español de Asuntos Exteriores está a la total disposición de Catherine Ashton (...) Trabajaremos unidos y si, modestamente, puedo aportar mi modesta experiencia, lo haré", añadió, para señalar que Madrid esperaba desempeñar un papel activo en temas como el proceso de paz en Oriente Próximo, la puesta en marcha de la Unión por el Mediterráneo (UPM) y la relación entre la UE y América Latina.

Mientras señalan que los encuentros entre los principales interesados permitieron limar asperezas, diplomáticos europeos subrayan que cada uno marca sus posiciones.

"Zapatero hizo de la cumbre con Estados Unidos el punto culminante del semestre y no tiene ninguna intención de dejar que se le quite su sitio con (Barack) Obama para la foto", dijo uno de ellos.

AGENDA

Un ministro de un país del Benelux explicó por su parte que el verdadero punto de inflexión con respecto al práctica por la que cada capital reescribe en gran parte la agenda europea al inicio de cada semestre se producirá con Bélgica, que sucederá a España el 1 de julio de 2010.

"El Gobierno belga tiene la intención de instalar prácticas diferentes poniéndose detrás de Herman Van Rompuy y Catherine Ashton. El verdadero cambio se producirá en ese momento", indica este ministro.

A pesar de que el trío formado por España-Bélgica-Hungría quiere desarrollar un programa coherente a lo largo de los próximos 18 meses, la lista de las prioridades españolas está ampliamente inspirada en las preocupaciones del Gobierno Zapatero.

Políticas sociales para atenuar los efectos de la crisis económica, poner el acento en los derechos cívicos y en el refuerzo de la igualdad entre hombres y mujeres, desarrollar la cooperación policial y judicial para luchar mejor contra el terrorismo y la inmigración ilegal figuran entre los grandes ejes de esta agenda.

La diplomacia europea estará marcada igualmente por este sello porque, además de la cumbre UE-EEUU de mayo, los españoles organizarán la sexta cumbre UE-América Latina a nivel de jefes de Estado, la primera cumbre UE-Marruecos de la historia, así como la primera cumbre de la UPM desde su creación en 2008.

Moratinos insistió por su parte en su voluntad de favorecer la apertura de las negociaciones de adhesión de Serbia a la UE sin tardar y de llegar a la creación de un Estado palestino a lo largo de estos próximos meses, dos ambiciones que está entre los principales objetivos de la diplomacia española.

Sobre el plan económico y financiero, por último, Madrid desea lograr durante su presidencia la refundición de la supervisión financiera europea.

Deseosa de reforzar la coordinación de las políticas económicas europeas, sobre todo en la fase de salida de la crisis, la presidencia española trabajará también en un mecanismo inspirado en el pacto de estabilidad para animar a los 27 a aplicar al pie de la letra la estrategia de crecimiento con el horizonte 2020, de la que la UE desea dotarse a lo largo del año 2010.

Más noticias en Política y Sociedad