Público
Público

Estambul estrena mañana por todo lo alto su capitalidad europea de la cultura

EFE

Estambul estrenará mañana, sábado, con una inauguración oficial por todo lo alto su estatus de Capital Europea de la Cultura, que comparte con las ciudades de Pécs (Hungría) y Essen (Alemania).

La antigua Constantinopla, una metrópolis de más de 12 millones de habitantes, donde se encuentran Europa y Asia y que ha sido capital de tres imperios, vestirá sus mejores galas para hacer honor a uno de los lemas de la capitalidad cultural: "Estambul, la ciudad que más inspira al mundo".

Unas 6.000 personas trabajaron para hacer de la inauguración algo "inolvidable": se celebrarán diversos actos en siete puntos de la ciudad, además de la ceremonia oficial a la que acudirán las máximas autoridades del Estado turco y representantes de otros 20 países.

En la céntrica plaza de Taksim tendrá lugar un concierto de la estrella del pop turco Tarkan y habrá un espectáculo de fuegos artificiales y globos aerostáticos.

En un país candidato a la adhesión a la Unión Europea (UE) como Turquía, el nombramiento de su mayor ciudad como Capital Europea de la Cultura tiene un significado especial, como se han encargado de recordar las autoridades turcas con diversas iniciativas desde que se conoció el nombramiento en 2006.

"Estambul siempre ha tenido peso en términos culturales, financieros y políticos. Resulta algo paradójico que seamos la capital cultural sin ser todavía miembros de la UE, pero a la vez es agradable e importante", explicó a Efe Özgül Yavuz, de la Agencia "Estambul 2010", encargada de organizar el año de capitalidad.

Tras un concurso abierto en el que se recibieron más de 2.000 proyectos, los organizadores han seleccionado 450, principalmente exposiciones, conciertos, certámenes de danza y obras de teatro.

Entre estos destacan la primera actuación que el grupo irlandés U2 ofrecerá en Turquía el próximo 6 de septiembre, el festival veraniego de ópera, una competición internacional de ballet y las exposiciones del Palacio Topkapi sobre la cultura iraní, los tesoros del Kremlin y la porcelana china y japonesa.

"Pero lo más importante para nosotros es llevar la cultura a los estambulíes y reforzar las relaciones entre los jóvenes artistas turcos y el panorama internacional. Creo que después del 2010, Estambul será mucho más visible en el mapa global de la cultura y las artes", añadió Yavuz.

"Estambul 2010" ha subrayado que una de sus intenciones es tender puentes simbólicos entre el centro de la ciudad y la periferia.

Para ello, en el marco del programa 'Hormigas Culturales', niños de los suburbios harán excursiones a lugares históricos y museos para desarrollar una conciencia de la cultura.

Cada centro de educación secundaria organizará sus propias actividades culturales y los estudiantes realizarán intercambios entre las escuelas para conocer el trabajo de sus compañeros.

El gobierno turco ha aportado la mayor parte de los 300 millones de euros de presupuesto para este año, ya que el programa Cultura de la UE sólo aporta el 1 por ciento de la financiación.

El 60 por ciento del dinero se ha destinado a la remodelación de barrios, restauración de edificios y construcción de nuevos centros culturales; un tercio a los actos culturales y el resto a promoción.

Aun así, estas inversiones no han estado exentas de polémica ya que, según han criticado la Cámara de Arquitectos de Estambul y otras organizaciones sociales, en la rehabilitación de los barrios de Sulukule, Suleymaniye, Fener-Balat y Tarbasi no se ha respetado la herencia cultural y se ha utilizado el paraguas de la Capitalidad Cultural para otros fines, como la especulación urbanística.

Yavuz explica que la intención es reforzar las infraestructuras culturales de Estambul y atraer más visitantes a una ciudad que se ha convertido en una verdadera meca del turismo europeo.

La Unión de Guías Turísticos prevé que el número de turistas en Estambul se incremente un 150 por ciento en este año para alcanzar los 10 millones de personas.

Más noticias de Política y Sociedad