Público
Público

Hacienda precinta la bodega del restaurante de Sergi Arola por impago

"Así me pagan todos estos años de servicio de representación a mi país", ha afirmado el cocinero después de que seis funcionarios de Hacienda precintasen la bodega con 40 comensales en el restaurante.

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El restaurante Gasto en Madrid del cocinero Sergi Arola, galardonado con dos estrellas Michelín, ha cerrado este martes tras haber sido precintada su bodega por seis funcionarios del Ministerio de Hacienda por impago de las deudas según ha confirmado a Efe el chef catalán. La cantidad es de 148.000 euros en deudas contraídas con organismos públicos, según ha informado la jefa de sala, Sara Fort. 'Así me pagan todos estos años de servicio de representación a mi país', ha afirmado Arola poco antes de embarcar desde París, donde el chef inició una aventura hace un año al frente de los fogones del hotel W Ópera.

La jefa de sala del restaurante de Arola y mujer del chef, Sara Fort, ha explicado a Efe que este mediodía, cuando había unas 40 personas comiendo en el restaurante, 'un grupo de funcionarios de Hacienda ha precintado la bodega, una mesa de la sala y el espacio de coctelería, tras realizar un inventario de los activos del local'. 

Fort, que dirige la sociedad Fortarola (propietaria del establecimiento), ha admitido que la deuda procede de impagos trimestrales de impuestos, aunque ha asegurado que desde diciembre de 2012 ha tratado de ponerse al corriente del dinero adeudado. 'Lo que no hicimos en su día, que quizás lo deberíamos haber hecho, es reducir personal. Nosotros fuimos aguantando', ha declarado la dueña del restaurante, aunque admite que en marzo de 2012 hubo despidos y reducciones salariales en el Gastro, que actualmente cuenta con 13 empleados.

Fort, quien el pasado lunes quedó finalista en los Premios Nacionales de Gastronomía como mejor jefa de sala, ha detallado que el restaurante permanecerá por el momento cerrado. '¿Para qué vamos a abrir si no tenemos vino? ¿Hasta qué punto merece la pena abrir con esta presión?', ha exclamado. 

La jefa de sala del restaurante Sergi Arola, que abrió hace cinco años junto a su marido, ha explicado que desde hace ocho meses han estado intentado devolver a Hacienda mensualmente una cantidad de 2.500 euros para liquidar su deuda, pero que 'no es suficiente' porque les han pedido un aval, del que ahora no disponen. 'Todas mis propiedades están aquí dentro', ha subrayado Fort, quien ha recalcado que 'en caso de no encontrar una solución' el proyecto gastronómico 'tendrá que empezar de cero'.

Además, Arola tiene en Madrid un gastrobar, 'Vi Cool', situado en el barrio de Huertas y que abrió sus puertas en otoño de 2011 con una cocina más accesible, que nació con el objetivo de completar la de su restaurante de la zona Chamberí. La Agencia Tributaria puede iniciar un procedimiento de embargo por las deudas que gestiona, que pueden ser de diversos organismos públicos (desde Seguridad Social, Ayuntamientos, Tráfico o Confederaciones Hidrográfica, entre otros organismos).

Más noticias en Política y Sociedad