Público
Público

El uso de hierbas es común entre las embarazadas en EEUU

Reuters

Por Michelle Rizzo

Un nuevo estudio indicó queuna de cada 10 embarazadas en Estados Unidos expone a su bebé aproductos herbáceos.

Para los autores, el dato sería preocupante por la falta deconocimiento acerca de la seguridad del consumo de hierbas enel embarazo. Además, su uso es más frecuente en el primertrimestre del embarazo, un período crítico del desarrollofetal.

"Si asumimos que la muestra era representativa de los 4,2millones de nacimientos por año en Estados Unidos, nuestrosresultados proyectan que 395.000 de esos bebés habrán estadoexpuestos a por lo menos un producto herbáceo en la gestación",dijo la doctora Cheryl S. Broussard, líder del estudio.

Los datos, publicados en American Journal of Obstetrics andGynecology, surgieron de 4.239 madres que participaron en elEstudio Nacional de Prevención de Defectos de Nacimiento ytuvieron bebés sin trastornos congénitos graves entre 1998 y el2004. En total intervinieron 10 centros de Estados Unidos.

El 10,9 por ciento (462) de las mujeres había usadoproductos herbáceos en los tres meses previos o durante elembarazo. La prevalencia del uso de esos productos en algúnmomento del embarazo fue del 9,4 por ciento y alcanzó su pico(6,9 por ciento) en el primer trimestre.

Tras excluir a las 86 mujeres que sólo bebieron té dehierbas, el porcentaje de uso de los productos antes y duranteel embarazo fue del 8,9 por ciento.

Las hierbas más utilizadas al comienzo del embarazo fueronjengibre, que alivia las náuseas matinales y no tuvo efectosadversos para el feto, y ephedra, un estimulante que fueprohibido en el país en el 2004 luego de que trascendiera surelación con infartos, accidentes cerebrovasculares y por lomenos 155 muertes.

Los productos más comunes durante todo el embarazo fueronlos tés herbáceos y la manzanilla, que también alivia lasnáuseas.

El uso de esas hierbas fue mayor en las mujeres de 30 añoso más con más de 12 años de educación formal. De los 10 estadosanalizados, Iowa tuvo la tasa más baja de uso de hierbas, conel 5,4 por ciento, y Utah la más alta, con el 16,5 por ciento.

"El hecho de que el uso de productos herbáceos sea mayordurante el primer trimestre genera preocupación por laseguridad fetal, porque ese es un período crítico deldesarrollo de los órganos fetales", dijo Broussard, de losCentros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDCpor su sigla en inglés), en Atlanta,

"Los médicos deberían aconsejarles a las pacientes que seanprudentes con el uso de esos productos antes y durante elembarazo porque se sabe poco sobre sus riesgos potenciales",agregó.

FUENTE: American Journal of Obstetrics & Gynecology, online28 de diciembre del 2009

Más noticias de Política y Sociedad