Público
Público

"Internet hace que todo el mundo tenga una oportunidad"

Jay Brannan es otro de los sonidos nuevos procedentes del fenómeno YouTube. Un auténtico adicto a Internet que ha grabado dos discos huyendo de las discográficas. Su gira europea tiene parada este fin de semana Barcelona y Madrid

VERÓNICA VICENTE

Como otros jóvenes artistas de su generación este norteamericano afincado en Nueva York es un cantautor folk que se ha esculpido a sí mismo catapultándose a través de Internet. Jay Brannan cuenta además con un magnetismo especial que seduce a la cámara y que le valió un papel de guaperas en el filme Shortbus (2006, John Cameron Mitchell) y un año más tarde en Holding Trevor (2007, Rosser Goodman). Aparte de actuar, para la primera cinta compuso el tema Soda Shop que con más de un millón de visitas en YouTube le permitió empezar a darse a conocer como músico hace tres años.

Cuando rondaba los 20 se mudó a California para probar suerte en Hollywood, pero acabó con una guitarra al hombro desgastando las aceras de Manhattan. A sus 27 años Brannan ha grabado dos discos y un número contundente de versiones. Enfurruñado con la industria del entretenimiento decidió moverse "a su bola" -como él mismo explica- y creó su propio sello discográfico, cuyo nombre hace juego con las letras de sus temas: Great Depression Records . Goddamned -su álbum debut- vio la luz en julio de 2008 y este verano nacía su segundo trabajo oficial, In Living Cover. Ahora viene a Europa a presentar sus credenciales en una gira mundial que pasará por España. Su garganta en directo visitará Madrid y Barcelona este fin de semana. ¿Qué como suena? El chico no es precisamente un ‘rompepistas', pero su sonido nostálgico y sus letras íntimas construyen una música lo suficientemente cálida como para que algunos se sientan arropados por ella. Público.es habló con él y descubrió que tras la línea telefónica se escondía un adicto a Internet que huye de las discográficas.

¿Qué haría Jay Brannan si no cantase?

Probablemente intentaría trabajar como actor, de hecho eso fue lo que intenté hacer antes de meterme en el rollo de la música, pero al final decidí dejarlo. 

¿Por qué lo dejaste?

Bueno no lo he dejado del todo, me gustaría seguir haciendo cosas en el futuro, aunque sea en la tele. Me quedé con la música porque puedo trabajar a mi aire y además tengo más posibilidades de ganarme la vida con esto. En el mundillo del cine es realmente difícil hacerse un hueco. En la música sin embargo yo puedo ser quien lo haga todo. Puedo ser mi productor, mi sello discográfico, el autor de las letras, quien las toca, las canta, hasta hago mis propios vídeos caseros...yo tomo todas las decisiones, eso es algo que no pasa en el cine. Aunque esta manera de trabajar supone una gran responsabilidad claro y ¡mucho más curro! (risas).

"No quería depender de nadie para desarrollar mis ideas así que lo monté por mi cuenta"

¿Cómo decidiste crear tu propio sello?

Tuve problemas con mi tarjeta de crédito (risas). No, no, en realidad siempre he sido una persona independiente en todos los sentidos y con la música me pasó algo parecido. No quería depender de nadie para desarrollar mis ideas así que lo monté por mi cuenta. Si sigo mis instintos puedo hacer la música que yo quiero y promocionarme a mi manera. Es una cuestión de libertad.

Como muchos otros tú te has vendido a través de Internet, tienes Blog, Twitter, Facebook, canal propio en YouTube, Ilike, Myspace...Confiésalo, tú también eres un adicto a Internet.

(Tarda en responder) Lo soy, lo soy totalmente (risas). Paso gran parte del día en Internet. Mi vida social y profesional está en la Red. Compro online, trabajo online, pago mis facturas online...

"Internet es bueno para los artistas pero también para el público"

¿Alguna vez imaginaste la enorme repercusión de Internet como plataforma profesional?

Tampoco es que me haya hecho rico pero Internet me ha permitido hacer cosas increíbles como vender discos, viajar alrededor del mundo o conocer gente estupenda. Creo que Internet es una de las razones por las que todo esto ha sido posible. Ahora tienes opciones que antes eran impensables para un músico. Internet hace que todo el mundo tenga una oportunidad, lo grabas, lo cuelgas y tu música llega a miles de personas. Esto es bueno para los artistas pero también para el público, ahora la gente puede elegir qué escucha, ya no tiene que conformarse con lo que le dan en la televisión o la radio. Internet multiplica las opciones de todos. 

¿Cómo describirías tu música? ¿Cuál es el mensaje?

Yo hago folk, pero sobre todo me gustan los sonidos sencillos y lo que más cuido es la melodía, siempre he hecho música muy minimalista. No creo que tenga un mensaje único, cada canción tiene su propia historia, lo que busco es que la gente se sienta identificada con las letras, al fin y al cabo a todos nos pasa lo mismo.

"Ahora la gente puede elegir qué escucha, ya no tiene que conformarse con lo que le dan en la televisión o la radio"

Se relaciona tu estilo con el de diferentes artistas femeninas pero ¿crees que alguien te pondría la etiqueta del nuevo James Blunt, Jack Johnson, Rufus Wainwright...?

Sí, la gente me compara con esos músicos muchas veces, pero creo que especialmente me relacionan con artistas femeninas porque es lo que me gusta, lo que suelo escuchar y eso se nota en mi música.Tori Amos, Ani Difranco, The Cranberries... me identifico con lo que hacen, ellas son mi mayor influencia. Mis canciones hablan de romanticismo, de frustación, de desesperación... también es verdad que tengo una voz un poco aguda, pero no sé, ¡espero no sonar como una chica! (risas).

¿Cómo te ves musicalmente dentro de... diez años?

Puff... ni idea. Supongo que me mantendría fiel a mi estilo actual pero quién sabe, quizá hasta grabe un disco de rap (risas).

¿Cuánto pagarías tú por ver a Jay Brannan en directo?

¿Por verme a mí mismo en concierto? (risas). No sé... ¿diez euros?

¿Quién dirías que merece realmente la corona del Pop, Michael Jackson o Madonna?

Es una pregunta difícil pero supongo que se lo daría a Michael, él hizo las cosas antes e influyó a más gente. Madonna es una artista pop increíble pero creo que Michael fue el auténtico pionero.

¿Se liga más con un par de discos bajo el brazo?

No, todo lo contrario. Se conoce más gente, pero se liga menos.

Más noticias de Política y Sociedad