Público
Público

El jefe de los golpistas de Guinea cambia a los gobernadores

Reuters

El capitán del Ejército instalado como el jefe de Estado de facto en Guinea Conakry en un golpe militar dio pasos para afianzar su poder el jueves, pero dijo que no se presentaría a las elecciones presidenciales prometidas.

El capitán Musa Dadis Camara fue elegido el miércoles líder de Guinea, el principal exportador mundial de bauxita y receptor de una inversión multimillonaria en minería, tras la muerte del presidente Lansana Conte el lunes.

"No tengo la ambición de ser candidato en las elecciones presidenciales", dijo Camara en comentarios difundidos por Radio France International.

"Nunca he tenido la ambición del poder", añadió.

Los soldados que organizaron el golpe, que se llaman Consejo Nacional para la Democracia y el Desarrollo (CNDD), no parecían encontrar oposición en su control de la capital, Conakry, tres días después de la muerte de Conte por enfermedad.

La junta dijo el miércoles por la noche que había sustituido a los gobernadores regionales designados por Conte por comandantes militares.

Muchos negocios permanecían cerrados en Conakry el jueves y los soldados patrullaban las calles, aunque los vendedores ambulantes trabajaban con normalidad, y la gente y los coches se movían con libertad.

Las Naciones Unidas, la Unión Africana, la Unión Europea y Estados Unidos han condenado el más reciente golpe contra la democracia en África, que se produce tras un golpe militar en Mauritania en agosto, y episodios de violencia poselectoral en Zimbabue, Kenia y Nigeria.

Camara fue elegido el miércoles para liderar una junta de 32 miembros, que había anunciado el martes la suspensión de la Constitución y el Gobierno. La CNDD ha prometido celebrar elecciones en dos años.

Camara fue aclamado por multitud de guineanos cuando recorrió Conakry el miércoles, y algunos le ensalzaron como "Obama junior", en referencia al presidente electo de Estados Unidos, Barack Obama.

Más noticias