Público
Público

Laporta: "La caverna mediática españolista nos tiene ganas"

El presidente del Barça cree que es "irrelevante" que supiese o no que el club estuviese investigando a cuatro vicepresidentes

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El presidente del FC Barcelona, Joan Laporta, ha defendido hoy que para él es 'irrelevante' que supiese o no de antemano que el propio club estuviese investigando a cuatro de sus vicepresidentes, y todo lo achacó a una estrategia en contra de la entidad.

Es la segunda vez que Laporta aborda el espionaje impulsado por parte del Barcelona a cuatro de sus vicepresidentes (Joan Franquesa, Joan Boix, Rafael Yuste y Jaume Ferrer), aunque como hizo en Málaga el pasado sábado, no ha modificado ni un ápice su línea argumental.

Para Laporta, el asunto está zanjado porque así lo cerraron en su día los cuatro afectados y el resto de directivos, a pesar de que la semana pasada el director general de la entidad, Joan Oliver, reconociese ante los medios que esas prácticas, a las que denominó como auditorías de seguridad, se habían impulsado por parte del club.

El presidente del Barça cree que algunos sectores 'tienen ganas' al club y a su persona. En concreto, la 'caverna mediática españolista'. Así, según declaraciones recogidas por Europa Press, dijo:

'Provienen de algunos que no piensan como yo, de ciertos ámbitos intolerantes y que no me aceptan. Sólo tenemos que ver algunos diarios deportivos y no deportivos que vienen de esta caverna y que, como el Barça hace un gran fútbol que lo proyecta internacionalmente, hay gente que viene de estas cavernas y que no les gusta'.

Después de que la noticia saltase a la luz pública hace casi una semana, tras publicarla El Periódico de Catalunya, el Barcelona no ha aclarado qué motivó originó que se iniciase el espionaje a cuatro vicepresidentes y de si la idea original fue de Laporta o de Oliver, o de los dos.

Al hilo del discurso formulado el sábado, Laporta ha precisado hoy que es 'irrelevante' que se sepa si él sabía o no que estas prácticas se estuviesen ejecutando y derivó su reflexión a que le ha parecido 'exagerado' el estruendo con el que los medios de comunicación han reaccionado ante el caso. 'Que lo supiese o no yo, es irrelevante. Y no lo sabía porque el director general consideró que no era necesario que yo lo conociese (que se estaba espiando a cuatro vicepresidentes)', precisó.

Laporta se mostró algo molesto porque en su opinión se ha querido ser 'sensacionalista' y dar 'magnitud a un asunto en el que no ha habido escuchas telefónicas ni seguimiento'. 'Eso no ha sido ni un espionaje ni una investigación. El concepto es auditoría de seguridad y se ha hecho en interés del club y de los afectados para protegerlos', añadió.

Tampoco le pareció bien que este asunto haya llegado a los medios cinco meses después de haberse producido, por lo que dejó entrever que se podría tratar de una 'estrategia' de terceros. De esta crisis, Joan Oliver ha salido malparado en los medios, desde donde se ha pedido su dimisión, no así por parte de la presidncia, que lo ha elevado a los altares hasta el punto de que Laporta lo ha bendecido como 'uno de los mejores directores generales que ha tenido el Barcelona'.

Ello lo argumentó porque al tratarse de un período de crisis, el Barcelona ha tenido la capacidad para cerrar el curso económico nuevamente con 'beneficios'. 'Para mí, Oliver es una persona muy valiosa. Él sí que es el artífice del Barça actual', precisó la Laporta, que volvió a evidenciar cierta contrariedad por lo que entiende como excesiva 'virulencia' en el entorno mediático por un hecho que aconteció 'hace cinco meses'.

'Lo encuentro exagerado y desproporcionado. Ninguno de los afectados dijo hacer un casus belli. Lo evaluaron y lo dieron por cerrado', dijo Laporta, que recuperó su discurso más contundente al recordar que cuando él denuncia que existe una campaña contra el Barça, se refiere a situaciones como ésta. 'Cuando digo que nos tienen ganas es porque en el mejor momento de la historia del Barça se saca esto a la luz pública, que no digo que no tenga que salir, pero al cabo de cinco meses...'.

Más noticias en Política y Sociedad