Público
Público

Larsson, icono contra la violencia de género

La política y la justicia españolas homenajean al escritor sueco

ANTONIO J. RODRÍGUEZ

No solo fue un brillante periodista de investigación, obligado a vivir en estado de alerta al ser perseguido por los grupos de extrema derecha que protagonizaron sus artículos. Declarado feminista desde 1972, cuando este gesto todavía era considerado una rareza, denunció a través de su obra el tráfico de mujeres entre países pobres y ricos o la violencia contra las esposas: "Una lacra que afecta a todas las clases sociales", como ayer advirtió Inmaculada Montalbán, presidenta del Observatorio contra la Violencia Doméstica. Y es que detrás de Stieg Larsson (1954 2004), autor de la trilogía Millenium, hay mucho más que un escritor superventas: "Millenium es una forma de hacer visible la discriminación y violencia contra las mujeres", explicó ayer Eva Gabrielsson, quien fuera compañera del escritor durante años.

Otorgado por el Observatorio contra la Violencia Doméstica y de Género, Gabrielsson pronunció ayer un discurso durante la entrega del V Premio de Reconocimiento a la labor más destacada en la erradicación de la violencia doméstica, que fue a parar a Larsson: "Se dio cuenta de la situación de las mujeres desde muy joven y nunca dejó de analizarlo. Su preocupación era la violencia contra la gente etiquetada como equivocadas en un momento equivocado del tiempo", explicó.

Todas las personalidades políticas que intervinieron durante el homenaje, que incluyeron a Francisco Caamaño y Bibiana Aído, ministros de Justicia e Igualdad respectivamente, subrayaron el transfondo moral de su prosa: "Necesitamos replantear el imaginario colectivo, un cambio de valores y de cultura, y la lectura de Larsson ayuda a ello", declaró Aído.

A juicio del Observatorio, la novela sobresale por constituir un tratado sobre la violencia de género sin caer del lado del victimismo, y a partir de unos personajes femeninos que brillan por su carácter dinámico, como es el caso de Lisbeth Salander, "luchadora inteligente y comprometida, como todos los personajes femeninos de Larsson", dijo el Fiscal General del Estado, Cándido Conde-Pumpido.

Gabrielsson hizo hincapié en repetidas ocasiones en el hecho de que éste sea el primer galardón concedido "por una cuestión de corazón. En su caso era una interés que procedía únicamente de su interior, de su moral", explicó a propósito de quien no concebía la idea de escribir sólo por dinero. Más todavía, tras su encuentro con los políticos españoles agregó la situación privilegiada y de desarrollo en políticas de género a la que asiste España.

 

Más noticias de Política y Sociedad