Público
Público

Llega a Bilbao "El joven mendigo", primera obra de denuncia social de Murillo

EFE

El cuadro "El joven mendigo", primera obra en la que Bartolomé Esteban Murillo reflejó su compromiso con la justicia social, ha quedado hoy instalado en la exposición que, del 19 de octubre al 17 de enero, el Museo de Bellas Artes de Bilbao dedicará a los primeros años de creación del artista sevillano del siglo XVII.

La obra se ha desembalado este mediodía en la capital vizcaína, a donde ha llegado procedente del Museo del Louvre de París, propietario del cuadro, una vez finalizado un proceso de restauración en el que se ha descubierto un "arrepentimiento" del artista, según ha explicado el comisario de la muestra, Benito Navarrete.

Los restauradores han comprobado que Murillo había pintado inicialmente un ánfora junto al protagonista, un niño aguador harapiento de Sevilla, y que, posteriormente, decidió cubrir dicha vasija para volver a pintarla algo más apartada del personaje.

Los visitantes de la exposición de Bilbao serán los primeros en contemplar la obra tras esa intervención de los restauradores del Louvre, que han ayudado, según el comisario, a destacar "aún más la utilización sublime de la luz" propia en la pintura barroca española y que, de una manera "teatralizada", contribuye a apreciar los detalles de la ropa raída del pequeño personaje, lo que le da más dramatismo.

Esa misma luz, ha añadido, permite comprobar cómo el niño mendigo se quita parásitos y de ahí el nombre por el que se conocía este cuadro entre los críticos de arte del siglo XVIII: "El piojoso".

Con la imagen de éste niño pobre y desvalido, el artista quiso atender "a las demandas de justicia social" por parte de los religiosos franciscanos de la época y el joven Murillo dedicó así gran parte de sus primeras creaciones a plasmar la miseria de la sociedad sevillana, ha agregado.

En ésta etapa reflejó "a los más desamparados" en obras que pintó de 1645 a 1648, como "La vieja hilandera", que llegará a Bilbao desde el Reino Unido, y "La anciana con gallina", procedente de Múnich, y que estarán también presentes en la muestra.

Esa conciencia social plasmada en estos cuadros profanos de Murillo hizo que los lienzos fueran tan demandados desde el resto de Europa y además tan copiados, ha indicado Navarrete.

"El joven mendigo" salió de Sevilla en el mismo siglo XVII para formar parte de una colección privada francesa, donde fue localizado por el rey Luis XVI, que lo compró en 1782 para la colección real.

Más noticias de Política y Sociedad