Público
Público

Un magnate chino pone en fila a 50 grandes empresas españolas

Zong Qinghou busca proveedores para una cadena de medio centenar centros comerciales por toda China. Su principal interés: leche, vino y aceite. Solo pudo dedicar tres minutos a cada empresa.

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Medio centenar de las principales empresas españolas, principalmente del sector de la alimentación y de la distribución, han desfilado ante el magnate chino Zong Qinghou, la tercera persona más rica del país y fundador y propietario de Wahaha , una de las principales distribuidoras del gigante asiático. Zong está realizando una gira por diversos países europeos, buscando proveedores para la cadena de centros comerciales que quiere poner en marcha en China.

Por la sede del Ministerio de Agricultura, que ha servido de anfitrión para los encuentros , han pasado representante de compañías agroalimentarias como Quesería La Solana, Grupo Matarromera, Mahou, Grupo Ybarra, aceites La Española, Osborne 5 jotas o Leche Pascual , y otras de otras como la textil Blanco, la joyería Yanes, las peluquerías Spejos o El Corte Inglés. Las empresas apenas tenían poco más de tres minuos para convencer al fundador de Wahaha.

El magnate chino quiere captar empresas de todos los sectores que quieran abrirse al mercado de su país, pero si hay una industria que acapara su atención ésa es la láctea: 'Si España tiene leche de sobra, que hable conmigo', ha dicho. ¿Cuánta leche producís?', '¿fabricáis leche en polvo?', ha preguntado insistentemente a las tres empresas lácteas (Grupo Pascual, Leche Asturiana y Covap). Las cifras le avalan: China importó el pasado año 20.000 toneladas de leche, principalmente de Nueva Zelanda, y la demanda va en aumento; según Zong, este año podrían llegar a importar hasta 70.000 toneladas.

La directora general de Gran Consumo de La Asturiana, María García Fernández, ha achacado el patente interés de Zong por la leche española a 'los problemas de seguridad alimentaria que han afectado al país este año, especialmente en la leche en polvo, que es la que más se consume allí'. Con la seguridad alimentaria y la calidad como estandarte, desde La Asturiana esperan que este acuerdo 'cuaje' y 'fructifique', y puedan así implantarse en China, un mercado en el que todavía no tienen presencia. El que sí tiene un lugar en el mercado chino es Grupo Leche Pascual, con yogures de larga vida y productos de soja, aunque, según ha afirmado a los medios de comunicación su director de exportación, Javier Pujalras, 'si el señor Zong quiere leche líquida, no hay problema'. En el caso de la cooperativa ganadera Covap, su director de i+D+I y calidad, José Antonio Rísquez, ha recordado que la empresa está en la última fase de homologación para vender en China, donde quiere entrar con sus dos líneas de producto: leche y cárnicos.

Pero aunque el lácteo haya sido el protagonista del encuentro, Zong también ha fijado su interés en dos de los productos estrella de la agroindustria española: el aceite y el vino, y ha recibido a 13 empresas de ambos sectores. El presidente de la cooperativa vinícola Baco, Ángel Villafraca, ha detallado que, además de por el vino, ha mostrado interés por los zumos de uva, producto con el que la compañía podría incrementar su presencia en China, donde ya comercializa algunos de sus caldos. 'Estamos esperanzados; nuestra experiencia en el mercado chino nos dice que aunque los negocios avanzan lentamente, una vez que se da el paso el éxito está garantizado por los volúmenes de venta que se generan', ha asegurado.

Más cauto ha sido el ejecutivo de la unidad de vinos de Anecoop, Vicent Montesinos, quien ha admitido que, como la competencia de los vinos franceses en la distribución es todavía muy fuerte, van a intentar abrirse hueco con los cítricos, aunque sólo durante el mes en el que el mercado no se copa con el género de EEUU y Australia.

Hojiblanca, sin embargo, lleva ya meses 'de conversaciones muy avanzadas' con Wahaha, según ha señalado su director general, Antonio Luque, por lo que confían en comenzar a vender pronto a través de su red de distribución por toda China, donde tienen presencia desde el año 2000.

Con una facturación de 10.000 millones de euros en 2011 (similar, por ejemplo, a las ventas de Carreofur en España), Wahaha ocupa el número uno en el mercado de bebidas chino, pero ahora busca diversificar sus negocio y para ello va a implantar en los próximos años cincuenta centros comerciales en todo el país, el primero de ellos este otoño.

Más noticias en Política y Sociedad