Público
Público

Muere arrollado un trabajador de un piquete

La segunda jornada se salda también con cuatro detenidos

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Julio C. S., camionero asalariado de 47 años de edad y con hijos, murió ayer arrollado a la puerta de Mercagranada, en Atarfe (Granada). Se convirtió así en la quinta víctima en jornadas de protesta en las dos últimas décadas. Formaba parte de un piquete a pie de carretera. Julio, apodado El Gorri, trató de detener una pequeña furgoneta de reparto de Covirán (una cadena de supermercados granadina). Éste, cuyas iniciales son A. Q. G. y que ya ha sido detenido, no se detuvo, pero se vio forzado a reducir la velocidad. Entonces, Julio se encaramó a la ventanilla.

El conductor siguió sin detenerse y arrastró al piquete, que quedó enganchado a la puerta e impactó contra la mediana de cemento de la carretera y resultó arrollado por el vehículo de reparto. Julio murió en el acto. La conmoción entre sus compañeros de protesta era total. Fenadismer, patronal a la que pertenecía Julio, decidió abandonar, como muestra de solidaridad y duelo, la negociación con la administración momentáneamente, pero mantuvo los paros, aseguró a Público su presidente, Juan Ordóñez. Fuentes de la asociación de cooperativas del transporte andaluza temieron que el 'lamentable' atropello empañe la imagen de la protesta. El conductor, que ha sido detenido y pasará a disposición judicial, escapó hasta refugiarse en la central de Covirán, por miedo a las represalias del resto del piquete, que le apedreó durante el atropello.

Otro fallecido en Portugal

En los paros de Portugal se produjo un incidente similar, que acabó con el mismo resultado: un piquete resultó fallecido en Zibreira(a 110 kilómetros de Lisboa) tras ser arrollado por un camión que intentaba superar un bloqueo impuesto por transportistas.

Los paros en el sector del transporte en España se saldaron con otros tres detenidos por amenazar a camioneros que se negaron a secundar los paros. Dos de ellos tuvieron lugar en Behobia (San Sebastián) y el otro en Motril (Granada), donde otro piquete tuvo que ser hospitalizado con golpes y magulladuras después de que intervinieran los antidisturbios. Además, un camión cargado con madera fue quemado en Pamplona.
La segunda jornada también de paros estuvo presidida de nuevo por kilométricas retenciones en las carreteras de toda España, provocadas por las marchas lentas de camiones (una de ellas fue prohibida en el País Vasco) y por los cortes de carreteras en los accesos a las principales ciudades. Si el primer día fue la capital catalana la más afectada, en el segundo fueron más severos los atascos en Madrid, donde se abrieron de forma gratuita tres autopistas de peaje (M-12, R-4 y R-5). En los pasos fronterizos se mantuvo cortado el acceso de camiones y La Jonquera está a punto del colapso, con más de 2.500 camiones aparcados.

El desabastecimiento de las gasolineras siguió siendo más acusado en Barcelona, donde el 65% de las estaciones de servicio sufrió falta de combustible. En Madrid, esta cifra fue del 20% y se debió más a la psicosis de los consumidores que a la falta de suministro, ya que las fuerzas de seguridad custodiaron a numerosos camiones cisterna por toda España.
Donde también se notaron los paros fue en los grandes mercados, especialmente en Mercamadrid y Mercabarna. No hubo incidentes pero tampoco llegaron prácticamente camiones a descargar ni minoristas a comprar. En todos ellos empieza a faltar pescado, fruta y verdura.

Un trabajador miembro de un piquete del paro indefinido del sector del transporte murió esta tarde atropellado por una furgoneta a la puerta de Mercagranada, en la carretera de Córdoba, en el término municipal de Atarfe (Granada). El fallecido era camionero, tenía 47 años y se llamaba Julio Cervilla Soto. 

Según informaron a Efe fuentes del centro de coordinación de emergencias 112, el atropello se registró sobre las 17.30 horas y al lugar del suceso se desplazaron efectivos del 061, la Policía Local y la Guardia Civil.

Las primeras informaciones señalan que el atropello se produjo cuando el trabajador se acercó a la furgoneta para explicar a su ocupante de los motivos de la huelga, dijo a Efe la Guardia Civil, que precisó que tras el suceso el conductor detuvo el vehículo y está localizado.

Varios partidos políticos han lamentado la muerte de este trabajador. Lo han hecho IU e ICV; El diputado de ICV Joan Herrera calificó el hecho de 'gravísimo'. Por su parte, en un comunicado, el PSOE trasladó 'ante esta terrible pérdida' sus condolencias a los familiares, amigos y personas más cercanas del fallecido.

 

Más noticias en Política y Sociedad