Público
Público

La mujer que forzó a casarse a su hija evita la prisión

La familia mauritana no entrará todavía en la cárcel al no ver el tribunal riesgo de fuga

PÚBLICO

La mujer mauritana que obligó a su hija, menor de edad, a casarse con un hombre de 40 y a mantener con él relaciones sexuales seguirá en libertad. La Audiencia de Cádiz resolvió ayer rechazar el recurso de la Fiscalía, que solicitaba el ingreso en prisión tanto de la mujer, Hawa Meint Cheik, como del padre, Mohamed Ould Abdallahi, condenados ambos por sentencia no firme.

El tribunal desestima el ingreso inmediato en prisión al considerar que no hay riesgo de fuga. También interpreta que el encuentro de la madre y la menor en el colegio de esta, quebrantando así una orden de alejamiento, estaba justificado puesto que la madre acudió allí tras recibir una llamada del director del centro por un asunto relacionado con sus otros dos hijos.

La Audiencia Provincial condenó el 23 de marzo a 17 años de prisión a la madre al considerar que cometió violación, coacciones y amenazas. La sentencia, que está recurrida, condenaba al marido de la menor, mauritano, a 13 años y seis meses de cárcel por agresión sexual. El padre de la chica fue condenado a 18 meses de cárcel por amenazas.

La víctima nació en Cádiz en 1992. Según contó en el juicio, su madre la forzó en 2005 a casarse con un primo en Mauritania. Regresó a España y volvió a residir en Puerto Real con la familia española con la que sigue, hasta que en 2007 llegó su marido, y sus padres la amenazaron para obligarla a acostarse con él. Ella se negó hasta que una noche, según declaró, el marido la violó.

 

Más noticias de Política y Sociedad