Público
Público

"No valoraron el peligro de la curva"

Fernando Salas, conductor de la furgoneta de helados 'La Polar'. Recuerda que "el piloto iba forzadísimo"

A. ALDAY

"El problema radica en que quizá no estuvo bien valorado el nivel de peligrosidad de la curva por las circunstancias del día. Había llovido muchísimo, el terreno estaba muy delicado y era cuesta abajo". Fernando Salas, conductor de la furgoneta de helados La Polar ubicada en el lugar del doble atropello del Rally Cantabria, relata para Público lo sucedió el sábado en Selaya.

"Había una cinta roja que delimitaba el acceso. El público y yo, con mi furgoneta, estábamos detrás, a unos diez metros de la cinta de seguridad. Llevo 30 años cubriendo ese rally y no había visto una situación en la que se produjeran tantos factores de mala suerte", prosigue Salas.

"El coche se llevó por delante los contenedores de basura, los protectores y a dos aficionados, además de mi puesto. Bajaría a más de 140 km. por hora y en esas condiciones... no pasó nada para lo que podía haber sido", recuerda el heladero.

Más noticias de Política y Sociedad