Público
Público

Oxford, favorita, se cobra la revancha sobre Cambridge

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

La tripulación de Oxford, 5,5 kilogramos más pesada que su rival y la favorita este año, se cobró este año la revancha sobre Cambridge al vencer la 154 edición de la tradicional regata que enfrenta en el río Támesis a las dos prestigiosas universidades.

Pese a perder la pasada edición, los "Dark Blues", como se denomina a esta embarcación, habían sido considerados favoritos para la carrera de hoy, en la que cosecharon su 74 victoria y la tercera en los últimos cuatro años y llegaron a la meta 22 segundos antes que su oponente.

Oxford se cobró hoy la revancha ante los "Light Blues" en 20 minutos y 52 segundos, la victoria más lenta desde 1947.

Las condiciones meteorológicas no fueron idóneas, pero tampoco tan nefastas como había anticipado la víspera el preparador de Oxford, Sean Bowden, que temía que las lluvias y el fuerte viento previsto en los partes del tiempo jugaran en contra de estos remeros.

Aunque sus hombres no habían competido anteriormente en esta carrera, la experiencia internacional de Oxford en esta disciplina, así como la presencia del veterano estadounidense Mike Wherley, pesó, al final, a favor de esta universidad.

Durante los primeros metros de trayecto por el Támesis, ambas embarcaciones se mantuvieron muy cerca la una de la otra.

Cambridge, que el pasado miércoles, sufrió un enorme golpe al quedarse sin una de sus piezas cruciales, Shane O'Mara, por lesión, perdió la contienda pese a haber liderado a los 9 minutos de carrera, cuando ambos barcos atravesaban el puente de Hammersmith, en el suroeste de Londres.

Cinco de los ocho remeros de esa tripulación eran británicos, frente a la embarcación más internacional que fletó su rival, en cuyo barco tripularon hoy cuatro estadounidenses: Aaron Marcovy, Charles Cole, William England y Michael Wherley, este último, con 36 años, el mayor remero de la historia de esta carrera; el alemán Jan Herzog, el australiano Toby Medaris y los británicos Ben Smith y Oliver Moore.

Los tripulantes de Oxford lograron recortar la distancia en la recta final de la carrera para proclamarse campeones de esta edición.

El trayecto desde Putney (al sureste de la capital) hasta Mortlake congrega anualmente aproximadamente a unos 200.000 espectadores y es una de las citas más esperadas del año por las dos prestigiosas universidades.