Público
Público

Los pilotos hacen huelga suave para "no interferir" en la llegada del PP

El Sepla fija los paros el 18 y el 29 y dice que es para "no estropear las vacaciones" de Navidad a los pasajeros

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Más de un mes después de amagar con la huelga, los pilotos de Iberia pararán dos días: el 18, el domingo previo a la semana de Nochebuena, y el 29 de diciembre, dos días antes de Nochevieja. Son paros más suaves de lo que habían sugerido desde el sindicato de pilotos, Sepla (quizá formaba parte de su estrategia), pero, en todo caso, afectan al periodo de vacaciones de Navidad de muchos pasajeros. Consciente de que la huelga coincide con la llegada al Gobierno del Partido Popular, el Sepla asegura que 'no hemos querido interferir en su toma de posesión', dijo Justo Peral, jefe de la sección sindical de Sepla-Iberia.

El futuro presidente, Mariano Rajoy, se estrenará con una huelga en los aeropuertos en uno de los periodos del año con más desplazamientos. Tomará posesión el día 21, tres días después del primer paro de los pilotos y una semana antes del segundo, que, previsiblemente, traerá más problemas.

Iberia monta un dispositivo especial y cambiará billetes a los afectados

Esta misma semana, el Sepla se reunió con dirigentes de la cúpula del PP para explicarles las razones por las que hacen huelga, tras hacer lo propio antes con el Gobierno en funciones: protestan porque Iberia creará una filial de vuelos más baratos, Iberia Express, y les quitará trabajo. El sindicato asegura que 'se pueden perder 440 puestos de piloto' en la empresa matriz, que cuenta con una plantilla de 1.500.

Según el sindicato mayoritario de los pilotos, los dirigentes del PP 'han entendido perfectamente la actitud' del Sepla, han sido 'muy respetuosos' y 'me he sentido muy bien tratado', afirmó Justo Peral durante una multitudinaria rueda de prensa. Este diario intentó, sin éxito, obtener la versión del Partido Popular.

Los días de la huelga se han fijado así para 'que no estropeen las vacaciones' de los viajeros', según Peral. A juicio del Sepla, la culpa de las fechas en periodo navideño la tiene Iberia, ya que 'nos obliga' a hacer movilizaciones. Es Iberia 'la que ha elegido la fecha' y 'la que está utilizando como rehenes a sus clientes y a la sociedad', dijo Justo Peral.

Los servicios mínimos se conocerán el lunes o el martes

El año pasado, los pasajeros ya pasaron un via crucis en el puente de la Constitución con el caos desatado por el plante de los controladores, al que el Gobierno respondió con el cierre del espacio aéreo durante unas horas el 3 de diciembre y con un decreto de estado de alarma (para militarizar las torres de control) que duró hasta el 15 de enero. Estas navidades serán las cuartas consecutivas con riesgo de problemas, después de que los controladores protagonizaran paros ilegales en las de 2010 y 2009 y los pilotos de Iberia hicieran huelga encubierta en las de 2008. El Sepla obvia las no legales y asegura que en los últimos diez años sólo ha hecho dos ajustadas a la ley: en 2006 y en 2001, año en que hubo un grave conflicto.

Los servicios mínimos se conocerán el lunes o, a más tardar, el martes. Es el Ministerio de Fomento el que los fija y ya está trabajando en ello. Los vuelos a Canarias, Balears, Ceuta y Melilla están protegidos, como es habitual. En vuelos de más de 500 kilómetros, habrá, al menos, un 50% de vuelos. En los intercontinentales, habrá uno de ida y otro de vuelta cada día, lo que cubre gran parte o todo el servicio, dependiendo de las rutas, según fuentes de Fomento.

En todo caso, Iberia ha desplegado un dispositivo especial, un plan de contingencia para mitigar el efecto de los paros. En cuanto se conozcan los servicios mínimos, facilitará el cambio de billetes o su reembolso a los pasajeros afectados.

La negociación del VIII convenio colectivo de pilotos, con el conflicto de Iberia Express en primer plano, se prevé complicada. Iberia y el Sepla se acusan mutuamente de haber roto las conversaciones. El sindicato interpreta que una cláusula del actual convenio obliga a Iberia a negociar con él la creación de una nueva compañía porque afectará al empleo.

En su día, el Sepla presentó a la empresa un plan para hacer vuelos más baratos desde dentro de la propia aerolínea y propuso una bajada de sueldo. Un piloto de Iberia con experiencia tiene una alta remuneración: suele ganar más de 180.000 euros al año. Aunque, según fuentes de Iberia, la bajada se refiere sólo a los nuevos contratos. Además, la compañía dice que sólo se ahorran 15 millones al año y no cien millones, como asegura el Sepla.

El sector hotelero clamó contra la huelga. Las diferentes patronales hoteleras advirtieron de los 'negativos' perjuicios para el sector turístico y las de agencias de viajes pidieron una ley de huelga.

Más noticias en Política y Sociedad