Público
Público

El PP cree que la foto de Camps genera riqueza

Rajoy sostiene que su paseo en un Ferrari descapotable atrae "recursos y puestos de trabajo"

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

La dirección nacional del PP tuvo que salir ayer, de nuevo, a defender a Francisco Camps tras la polémica repercusión de su foto conduciendo un descapotable de Ferrari, acompañado por la alcaldesa de Valencia, Rita Barberá, y los pilotos de Fórmula 1 Fernando Alonso y Felipe Massa.

Aunque en privado varios dirigentes del PP reconocían que la imagen podía ser 'no muy acertada' y aseguraban que ellos habrían buscado el modo de retratarse con Alonso de otra manera, para Mariano Rajoy este tipo de actos suponen 'una gran promoción para la ciudad, muchos recursos y puestos de trabajo'. El líder del PP justificó, en una entrevista en Rac1, la actuación de su barón: 'Tanto al rey como a Pujol los he visto en situaciones similares y no pasa nada'.

Lo más parecido que se recuerda es una foto del monarca en 1999 en Montmeló, con un casco puesto en un McLaren biplaza. Y otra, diez años antes, del ex presidente de la Generalitat en moto inaugurando el circuito de Calafat. A Rajoy ambos ejemplos le sirven para armar el argumentario oficial.

Así, la secretaria general del PP, María Dolores de Cospedal, repitió en rueda de prensa que estos eventos favorecen el empleo, el turismo y el aumento de la productividad económica. La número dos del PP comentó que la cúpula del partido ya sabía que Camps no iba a estar presente en el discurso de Rajoy durante la clausura de la Convención celebrada el fin de semana en Barcelona porque 'la Comunidad Valenciana iba a ser, por primera vez en la historia, anfitiriona de la escudería italiana'.

Asegura que 'nadie' de FAES le ha dicho que Aznar esté 'molesto'

'¿Habrían criticado la escena si al volante apareciese Zapatero?', le preguntaron. 'Cualquier actuación del presidente del Gobierno para crear puestos de trabajo y riqueza sería muy bien vista por el PP', dijo Cospedal zafándose de una cuestión incómoda.

El PP valenciano también rechazó la idea de que el paseo por el circuito de Cheste hubiese sido 'un error'. El secretario general regional, Antonio Clemente, aseguró que con ello estaba 'defendiendo los intereses de los valencianos'. También Barberá destacó que había que darle 'la mayor acogida' a Ferrari porque genera crecimiento 'allá donde va'.

Desde el Gobierno, Trinidad Jiménez calificó la estampa de 'inoportuna' en plena crisis y con el jefe del Consell teniendo que responder 'a tantas querellas y acusaciones'. La ministra de Sanidad resaltó que los políticos debían ofrecer una imagen 'más austera y comedida'. La vicesecretaria de Organización del PP, Ana Mato, la replicó remarcando que no se trataba de 'ninguna frivolidad' y que lo que hacía Camps era atraer 'inversiones'. 'Que Ferrari entre en España a través de Valencia es muy bueno para todos', insistió.

La dirigente conservadora recordó que Camps, al igual que Esperanza Aguirre, había hecho acto de presencia en el cónclave. Y, en el contexto de las ausencias, mantuvo que José María Aznar no había podido ir, pero que siempre es 'bienvenido y un referente fundamental' para el PP.

El líder del PP ha visto al rey y a Pujol en 'situaciones similares'

El ex presidente del Gobierno decidió viajar a Ucrania al ver que no contaban con él. Las relaciones entre la macrofundación ideológica, FAES, y la sede del PP no atraviesan su mejor momento. En la sede nacional no sentaron bien las críticas que realizó su presidente de honor el pasado 29 de octubre cuando Aznar dijo, en plena crisis interna, que a él lo que le había dado resultado era 'un líder, no varios; un partido, no varios; un proyecto, no varios'. El viernes pasado, en la apertura de la convención, Cospedal se la devolvió defendiendo que en el PP tienen 'un gran líder, un gran proyecto y un gran partido'.

Pero no fue lo único que levantó ampollas. En FAES tampoco gustó que Cospedal denunciara en una entrevista en Abc que 'ciertos controles internos' para luchar contra la corrupción 'no funcionaron hasta 2004', fecha en la que Rajoy se hizo con las riendas.

El líder del PP aseguró que 'nadie' de FAES le había dicho que estuviera 'molesto'. Pero resaltó que la convención era una cita de las personas que están 'en política activa en este momento'. Rajoy dijo que confiaba en que la paz interna dure sine die, pero a la vista de la situación en el partido puede que sea menos tiempo.

Más noticias en Política y Sociedad