Público
Público

El presidente de Yemen se disculpa ante la Casa Blanca por sus críticas

EFE

El presidente de Yemen, Ali Abdalá Saleh, llamó hoy a la Casa Blanca para disculparse por unas declaraciones en las que atribuía a EEUU la organización de las protestas masivas contra su régimen y los de otros países árabes.

La Casa Blanca informó hoy en un comunicado de que Saleh telefoneó al consejero presidencial para la lucha contra el terrorismo, John Brennan, para "expresar su pesar por los malentendidos en torno a sus comentarios públicos acerca de que Israel y EEUU se han implicado en actividades desestabilizadoras en países árabes".

Saleh también reiteró su "firme compromiso" para aprobar reformas políticas "significativas" en su país, y afirmó que busca un acercamiento a miembros de la oposición para lograr cambios mediante un proceso "democrático, incluyente y pacífico".

Por su parte, Brennan dijo que los comentarios que pretendan culpar de los recientes acontecimientos en la región a otros países "son muy poco útiles" pues hacen caso omiso de las aspiraciones legítimas de los pueblos árabes.

Además, instó a Saleh a continuar con sus esfuerzos por tender puentes a la oposición, y subrayó que estos grupos deben responder de modo "positivo" a los llamamientos al diálogo con el Gobierno, pues es "la mejor vía para una reforma política pacífica y significativa".

Brennan también reiteró el llamamiento del presidente de EEUU, Barack Obama, para que todas las partes implicadas defiendan sus intereses de manera pacífica.

Saleh había afirmado en un discurso a los profesores universitarios en Saná el martes que "todas estas protestas las financian los sionistas en Israel y se dirigen en una sala de operaciones en Tel Aviv".

El presidente yemení también criticó lo que tildó de "injerencia" del presidente estadounidense, Barack Obama, en los asuntos de los países árabes que piden cambios políticos.

"¿Qué tiene que ver Obama con los países árabes?, ¿Es el presidente de Estados Unidos o el presidente de los países árabes?", se preguntó Saleh.

El lunes, la oposición yemení rechazó la oferta de Saleh de participar en un gobierno de unidad nacional y dijo que mantendrá en las calles las protestas, que estallaron en Yemen el pasado 27 de enero al calor de las revueltas de Túnez y Egipto y que también se han extendido desde el 17 de febrero a Libia.

Más noticias de Política y Sociedad