Público
Público

La prima de riesgo, desbocada, cierra en un nuevo máximo histórico

El diferencial con el bono alemán cierra en 539 puntos y la Bolsa sufre un nuevo batacazo al caer un 2,6%

PUBLICO.ES

La prima de riesgo sigue sin dar tregua y prosigue su escalada. El diferencial con el bono alemán ha llegado en la tarde de este miércoles a los 540 puntos básicos, su máximo histórico desde 1995.

Poco después, la prima cerraba en su máximo histórico desde la creación del euro, 539 puntos básicos, tras sumar 30 puntos en la sesión.

Las incertidumbres sobre la recapitalización de Bankia despertaban las dudas en todo el sector bancario español, lo que disparaba la rentabilidad de los bonos nacionales a diez años hasta el 6,66 %, dos décimas más que la víspera.

Los rumores de que el sector financiero español podría necesitar ayuda de la Unión Europea para sanearse se unían al temor a que Grecia abandone el euro, con lo que los inversores se refugiaban de forma masiva en los bonos alemanes, lo que desplomaba su rentabilidad hasta un nuevo mínimo histórico, el 1,27 %.

Los mensajes lanzados hoy por la Comisión Europea no parece que hayan ayudado demasiado, ya que, además, la Bolsa ha sufrido un nuevo batacazo, al caer un 2,58%.

El Ibex 35 se sitúa así a pocos puntos de perder los 6.000 enteros, en concreto, en los 6.090,4, y continúa en niveles mínimos de hace 9 años. Los valores más castigados vuelven a ser una jornada más Sacyr Vallehermoso y Bankia.

El panorama no es muy alentador: ninguno de los frentes que tiene abiertos España se ha resuelto en los últimos días, ni la reestructuración del sistema financiero, la nacionalización de Bankia, los objetivos de déficit para este año, o la posibilidad de que Grecia abandone el euro si en las elecciones de junio se imponen los partidos que prefieren que el país abandone la moneda única.

Es más, los acontecimientos de las últimas 24 horas no invitan precisamente al optimismo: el Banco Central Europeo ha rechazado el plan del Gobierno español para sanear Bankia ; el gobernador del Banco de España, Miguel Ángel Fernández Ordóñez, ha anticipado un mes su salida, en lo que se considera una reprimenda por parte del Gobierno a su gestión; las acciones siguen cayendo en picado y el Ibex-35 no sale del rojo. Todo eso acrecienta la desconfianza de los inversores y las dudas que sobrevuelan el mercado no ayudan a relajar la prima de riesgo.

Más noticias de Política y Sociedad