Público
Público

Prodi medita si afrontar la moción de confianza en el Senado o presentar la dimisión

EFE

El presidente del Gobierno italiano, Romano Prodi, medita en estas horas si afrontar la moción de confianza en el Senado, a pesar de que no tendría los votos necesarios, o hacer caso al jefe del Estado y presentar directamente su dimisión.

Prodi consiguió ayer, como estaba previsto, la confianza de la Cámara de los diputados pero aún necesita la del Senado, donde los últimos cálculos aseguran que no conseguirá los votos necesarios.

Los medios de comunicación locales aseguran que Prodi quiere seguir hasta el final y presentarse ante la Cámara Alta para ver con sus propios ojos quiénes de sus aliados le dan la espalda.

Pero tampoco descartan que Prodi haga caso a los consejos que le dio ayer el presidente de la República, Giorgio Napolitano, y evite la derrota en el Senado y presente antes su dimisión.

La crisis estalló la semana pasada cuando la Unión de Demócratas para Europa (UDEUR) anunció que dejaba la coalición gubernamental después de que su líder, Clemente Mastella, anunciase su dimisión como ministro de Justicia tras conocer que es investigado por corrupción política.

La supervivencia del Gobierno dependía de este pequeño partido democristiano porque la coalición de Prodi tenía, con los tres senadores del UDEUR, sólo dos escaños de diferencia con la oposición.

Según las últimas cuentas, al Gobierno le espera una derrota asegurada en el Senado, salvo un milagro de última hora gracias a las artes de convencimiento de Prodi.

Pero los tres representantes del UDEUR han asegurado que votarán en contra, al igual que Franco Turigliatto, díscolo de Refundación Comunista que fue expulsado del partido por haber provocado la anterior crisis de Gobierno en febrero pasado; Domenico Fischella, radical, y el liberal demócrata Lamberto Dini.

La prensa publica hoy que Prodi podría tener un nuevo encuentro con el jefe de Estado antes de la votación en el Senado, prevista para las 19:00 horas GMT.

Tampoco está claro qué sucederá en el caso de que Prodi presente su dimisión, pues Napolitano podría inclinarse ante la posibilidad de un Gobierno de transición que se ocupe de la urgente reforma del sistema electoral.

Más noticias de Política y Sociedad