Público
Público

Los promotores apuestan por la vivienda turística para reducir el "stock"

EFE

El presidente de la Asociación de Promotores Constructores de España (APCE), Jose Manuel Galindo, aseguró hoy que han presentado a las Administraciones Públicas una serie de medidas destinadas, entre otras, a potenciar la venta de viviendas turísticas, unas 250.000, a fin de reducir el "stock".

Durante la apertura de la Conferencia Inmobiliaria 2012, el presidente de la patronal reclamó un estudio completo de la vivienda turística, que representa un tercio del excedente y que de venderse podría suponer un importe de unos 50.000 millones de euros.

Esta cantidad, añadió, es similar a los recursos que tiene que provisionar la banca o a los nuevos requerimientos de capital que precisaría el sistema financiero si se produce un deterioro aún mayor de los activos inmobiliarios.

Por ello, desde APCE han presentado además al Ministerio de Fomento, al de Hacienda y a las distintas administraciones públicas propuestas para crear una vivienda más barata, elaborar una nueva ley del suelo, armonizar la legislación autonómica, o contar con otras políticas de vivienda y propuestas de fiscalidad.

En su opinión, el objetivo futuro del sector es ser sostenible, equilibrado y tener un desajuste entre la oferta y la demanda mucho más reducido que el actual, que se ha visto potenciado por los largos procesos de producción, por la vinculación con el mercado financiero o por la "intervención" de la propia Administración.

En este sentido, la patronal de promotores reclama para el sector el peso que le corresponde ya que considera que es necesario y "conveniente" dado el efecto arrastre que tiene sobre otras actividades productivas y sobre el empleo.

Como ejemplo citó un informe de la patronal constructora Seopan que calcula que por cada punto del PIB se crean 197.200 puestos de trabajo, y dado que el sector inmobiliario representa casi el 7 % del crecimiento, esto representa 1,4 millones de trabajadores.

Asimismo, reconoció que el sector ahora es un problema por su vinculación con las entidades financieras, para lo que reclamó medidas orientadas a desapalancar el sistema financiero, una mayor colaboración entre ambos sectores o un cortafuegos que podría pasar por la creación de un banco "malo" que saque del balance de las entidades de crédito activos inmobiliarios para no deteriorarlos más.

Desde Alquiler Seguro, su consejero delegado, Antonio Carroza, afirmó que para devolver el "stock" inmobiliario a su uso natural hay distintas vías: intentar vender los activos, regalarlos al transmitirlos por debajo del precio, convertirlos en vivienda de protección oficial, destruirlos o destinarlos al alquiler.

Para ello, reclamó reformas fiscales a fin de que la banca y los promotores puedan dedicar sus excedentes de vivienda al mercado del alquiler.

Por su parte, el presidente del salón inmobiliario de Madrid, Antonio González-Noaín, cree que es esperanzador que esta XIII edición, que abre sus puertas mañana y termina el próximo domingo, cuente con 150 expositores a pesar del actual contexto de crisis.

Más noticias