Público
Público

Rouco construirá en Madrid su minivaticano

El alcalde Ruiz-Gallardón cede al Arzobispado de Madrid una parcela de 25.000 metros cuadrados en la zona histórica de las Vistillas para construir varios edificios de uso eclesiástico

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El cardenal de Madrid y presidente de la Conferencia Episcopal Española, Antonio María Rouco Varela, ya tiene vía libre para construir su particular minivaticano en la ciudad. El alcalde de la capital, Alberto Ruiz-Gallardón, le cedió ayer una extensión de 25.000 metros cuadrados en plena Cornisa de San Francisco uno de los lugares más emblemáticos de Madrid, junto a su seminario y muy cerca de la catedral, donde construirá una biblioteca diocesana, una casa de la iglesia con 200 plazas de aparcamiento, una residencia para sacerdotes, oficinas y un hogar para indigentes.

La operación Ciudad de la iglesia, que pone fin a 20 años de negociaciones, salió ayer adelante en el Pleno municipal con los votos a favor del PP y la oposición de PSOE e IU, así como de buena parte de los vecinos, que han interpuesto un recurso contencioso-administrativo y que se plantaron a mediodía en la sede del Consistorio para protestar contra la polémica medida.

'Clero y Gallardón, roban un montón' o 'Vaticano dos en Madrid, no' figuraron como lemas en las pancartas que se agitaron en la plaza de la Villa, exigiendo al alcalde madrileño que diera marcha atrás en un proyecto que, en opinión de numerosos arquitectos y paisajistas, amenaza con destrozar una de las vistas más famosas de Madrid la de las Vistillas, que han pintado desde Goya a Teixeira y produciría un importante impacto ambiental. Una de las vecinas, incluso, llegó a ser expulsada del Pleno.

El Plan Parcial de Reforma Interior de la Cornisa del río Manzanares, que así se llama el minivaticano de Rouco, incluye, entre otras actuaciones, la construcción de una casa eclesial, con una fachada de 140 metros de longitud y cuatro plantas, una residencia para sacerdotes y una biblioteca diocesana, que pretende ser el germen de la futura gran Universidad Eclesiástica de Madrid, uno de los mayores sueños del cardenal.

En el Arzobispado de Madrid se espera ahora que, después de que se aprobara ayer el proyecto, las obras arranquen de inmediato, de modo que puedan estar finalizadas para el año 2011. El objetivo de Rouco no es otro que contar con el papa Benedicto XVI para que bendiga los terrenos durante su viaje a España el próximo mes de agosto.

'Una fechoría urbanística'

Para el portavoz del PSOE en el Consistorio, David Lucas, el complejo eclesiástico privará a los madrileños de más de 15.000 metros cuadrados de arbolado 'y de unas vistas excepcionales'. En el Pleno de ayer, Lucas acusó a Gallardón de 'complicidad' con el Arzobispado de Madrid, a quien 'ha autorizado a destruir' la Cornisa de San Francisco el Grande. 'Es una fechoría urbanística y un atropello histórico', argumentó el portavoz socialista.

La parcela cedida a Rouco por Gallardón ocupará los Jardines de las Vistillas y el Parque de la Cornisa, en las confluencias de las calles Segovia y Bailén y la Ronda de Segovia.

La coordinadora general de Urbanismo del Ayuntamiento, Beatriz Lobón, aseguró por su parte que 'la fachada histórica de Madrid', como está considerado este espacio, 'no se tapará por el hormigón', puesto que los edificios proyectados 'estarán semienterrados' y sus cubiertas 'tendrán que estar ajardinadas para dar continuidad a las zonas verdes'.

En la misma línea, los conservadores indicaron que no se ha cedido nada a la diócesis, sino que se trata de un trueque de parcelas que permitirá al Consistorio rehabilitar la parte trasera de la basílica de San Francisco el Grande, donde se construirá un polideportivo, una escuela infantil, un centro de mayores y varias instalaciones eclesiásticas más.

La aprobación del Plan Parcial de la Cornisa de San Francisco pone fin a una negociación que arrancó en 1985, y que ha pasado por numerosas vicisitudes. La culminación de la construcción de la Ciudad de la Iglesia en Madrid supondrá el broche final para la carrera eclesiástica del arzobispo. Rouco espera que para 2011, cuando cumplirá 75 años edad de su jubilación las obras puedan estar ya finalizadas.

La puesta en marcha del proyecto ‘Ciudad de la iglesia' dice mucho del omnímodo poder del cardenal de Madrid y presidente de la Conferencia Episcopal Española, Antonio María Rouco Varela. Es capaz de conseguir una cesión de 25.000 metros cuadrados del alcalde Alberto Ruiz-Gallardón, uno de los personajes más atacados por el locutor ‘estrella' de su cadena de radio, Federico Jiménez Losantos. Arranca concesiones económicas al presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, para sus proyectos de evangelización.

Y todo ello sin dejar de colaborar con su principal apoyo político en todos estos años, la presidenta de la Comunidad de Madrid, Esperanza Aguirre. Su proyecto será además bendecido por el Papa, que acudirá a Madrid en agosto para la Jornada Mundial de la Juventud, para la que se espera a dos millones de jóvenes y cuya organización costará más de 50 millones de euros. Un importe que, en buena medida, será sufragado con la ayuda de las tres Administraciones: el Ayuntamiento, la Comunidad de Madrid y el Estado.

Más noticias en Política y Sociedad