Público
Público

"Tirofijo", el guerrillero más viejo del mundo, está muerto, confirma un alto mando militar

EFE

El guerrillero "más viejo del mundo" y fundador de las FARC, Pedro Antonio Marín, más conocido como "Tirofijo" o "Manuel Marulanda Vélez", murió el 26 de marzo pasado en circunstancias que aún están por confirmar, afirmó hoy un alto mando militar.

El jefe del Estado Mayor Conjunto de las Fuerzas Militares de Colombia, el almirante René Moreno, confirmó el fallecimiento del máximo jefe de las FARC a las 18.30 hora local (23.30 GMT) del 26 de marzo pasado en el oriental departamento del Meta.

El comunicado leído por el almirante Moreno reconoce que aún se desconoce si el líder de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) murió por los bombardeos y operaciones militar realizadas en el Meta por esos días de marzo o por causas naturales.

El texto señala que "entre las FARC, la versión que se maneja es que murió por causas naturales, específicamente por un paro cardíaco, y que designaron como su sucesor a "Alfonso Cano"", alias de Guillermo León Sánez, ideólogo político y jefe del Bloque Occidental del grupo insurgente.

El alto mando castrense destacó que "así la muerte de "Marulanda" haya sido en un bombardeo o por causas naturales, este sería el más duro golpe que ha sufrido este grupo terrorista", ya que ""Tirofijo" era quien mantenía cohesionada esa agrupación".

Los expertos coinciden en que "Tirofijo" era quien, a pesar de sus 78 años, movía los hilos del movimiento ilegal. Por eso, su muerte, que se suma a la de otros dirigentes en el mismo mes, pone a la dirección del grupo insurgente en su momento más crítico.

El ministro de Defensa, Juan Manuel Santos, había adelantado en una entrevista con la revista Semana publicada en su página electrónica que el guerrillero más viejo del mundo había muerto el pasado 26 de marzo, según una información que le fue proporcionada por una fuente fidedigna.

"Debe estar en el infierno (...) al que se van todos los criminales muertos", apuntó el titular de Defensa, quien destacó que la información que tienen es que el dirigente histórico de las FARC, de 78 años, "ya se fue".

"Esa es la última información que tenemos y que estamos corroborando", apuntó Santos. El ministro del Interior y de Justicia, Carlos Holguín, también señaló que estaban tratando de confirmar el fallecimiento.

El vicepresidente Francisco Santos advirtió, al mismo tiempo, que la política de seguridad democrática o las enfermedades acabarán con la guerrilla de las FARC.

"Parece que "Tirofijo" murió de una enfermedad. Quien sabe si sería otro éxito de la política de seguridad democrática (contra los grupos rebeldes y el narcotráfico)", dijo Santos a periodistas en Carepa, localidad del noroeste de Colombia.

Por su parte, la Agencia de Noticias Nueva Colombia (ANNCOL, con sede en Estocolmo), afín a las FARC, señaló que la muerte de Marín solo podrá ser confirmada por el mando central rebelde.

"Hasta ahora el Secretariado Nacional de las FARC no ha emitido ningún comunicado" sobre el supuesto fallecimiento del líder guerrillero, apuntó ANNCOL, que destacó que esa es "la única fuente verdadera".

La agencia señaló que "lo cierto es que para Bogotá, "Marulanda" debe estar muerto o morir lo más pronto posible" e indicó que "si ha muerto, su paso no ha sido estéril por la patria grande de (el Libertador Simón) Bolívar".

"Tirofijo", nacido el 12 de mayo de 1930 en Génova (en el centro oeste del país) en el seno de una familia campesina y quien antes de fundar las FARC fue leñador, carnicero y tendero, padecía de un cáncer de próstata, según distintas fuentes.

La vida del líder rebelde quedó profundamente marcada por el asesinato, el 9 de abril de 1948, del líder del Partido Liberal Jorge Eliécer Gaitán, que marcó el inicio de una época sangrienta que se extendió varias décadas en Colombia.

Tras organizar a las autodefensas campesinas en su región natal, con tendencias comunistas, organiza en 1966 a las FARC, junto al dirigente Luis Alberto Morantes, alias "Jacobo Arenas", ya fallecido y que fue uno de los ideólogos de esa guerrilla.

De acuerdo con algunos de sus biógrafos, su apodo obedecía a su buena puntería, pues "donde ponía el ojo, ponía la bala".

Sus compañeros de armas describieron a "Marulanda" como un "hombre desconfiado", pese a su apariencia de "campesino bonachón", y muchas ocasiones fue dado por muerto, la primera de ellas en 1951.

El fallecimiento del viejo guerrillero se suma a la de otros dos jefes de las FARC muertos también en marzo.

Luis Edgar Devia o "Raúl Reyes", "número dos" y portavoz internacional de esa organización, murió en un bombardeo de tropas colombianas el 1 de marzo a un campamento rebelde en territorio ecuatoriano.

Más noticias de Política y Sociedad