Público
Público

Tres cajas catalanas plantean su unión al Banco de España

Caixa Sabadell, Caixa de Terrassa y Caixa Manlleu explican hoy sus planes al regulador. No habrá acuerdo hasta después del verano

GLÒRIA AYUSO

El inicio del proceso de reestructuración del sector financiero español no se ha hecho esperar. Tres cajas catalanas presentan hoy su propuesta de fusión al Banco de España. Caixa Sabadell, Caixa Terrassa y Caixa Manlleu se reunirán con el máximo regulador para exponerle los planes de unión que han pergeñado en los últimos meses, tras iniciar las conversaciones a final de 2008. De momento, la operación va por buen camino, pero está en una "fase embrionaria", aseguran fuentes del sector financiero, que no esperan un acuerdo definitivo hasta después del verano.

Casi todas las decisiones están todavía sobre la mesa y no está todavía claro el nombre (se baraja Caixa Central y Caixa del Vallés) ni cuántas serán las entidades en participar. Por ejemplo, aún no se ha descartado que Caixa Manresa se una finalmente a la fusión, aunque en la entidad aseguran que tiene varias propuestas sobre la mesa y está analizando cuál puede ser su mejor pareja de baile. "No tenemos prisa. Estudiaremos con lupa cualquier posibilidad", explicaron ayer fuentes de esta caja.

Las tres entidades acuden hoy al Banco de España para informarle sobre el estado de sus conversaciones y para recabar el consejo del supervisor, todo ello con el fin de asegurarse de que cuenta con todos los apoyos necesarios (el de la Generalitat lo tienen porque ha sido quien ha impulsado la operación). Hasta que todos los flecos no estén cerrados, las entidades se niegan a dar por hecha la fusión. "El proceso está empezando y puede acelerarse o avanzar más lentamente", explicaron fuentes de una de las entidades implicadas.

La propuesta llega al Banco de España el mismo día en que entra en vigor el Fondo de Reestructuración Ordenada Bancaria (FROB). No obstante, las entidades no creen que vayan a pedir ayudas porque "la situación de solvencia no lo requiere", aseguran.

El Ejecutivo catalán, que no quiere pronunciarse públicamente sobre la operación, reiteró ayer que anima cualquier proceso de concentración y es favorable a que se produzca antes de que las entidades se encuentren en dificultades. Precisamente por este motivo, ha propiciado los contactos entre las entidades. El Departamento de Economía catalán subrayó ayer que los problemas en el sistema financiero español han llegado de forma menos repentina que en otros países, lo que le permite anticiparse para rescatar a las entidades en problemas.

Catalunya concentra 10 de las 45 cajas y es donde se espera una mayor reestructuración. De momento, ya se negocia también la unión de Caixa Catalunya con Caixa de Girona y Caixa Tarragona, aunque esa operación va más lenta y será más complicada porque son cajas menos complementarias.

Más noticias de Política y Sociedad