Público
Público

El TSJ de Catalunya avala ampliar el pasaporte covid en bares, gimnasios y residencias

La medida se aplicará en la madrugada del jueves al viernes. Los magistrados han aceptado la petición del Govern, que necesitaba el aval judicial para aplicar estas medidas al afectar a derechos fundamentales.

Un camarero en el interior de un bar en una calle céntrica de Barcelona, a 14 de octubre de 2021, en Barcelona, Catalunya.
Un camarero en el interior de un bar en una calle céntrica de Barcelona, a 14 de octubre de 2021, en Barcelona, Catalunya. David Zorrakino / Europa Press

El Tribunal Superior de Justicia de Catalunya (TSJC) ha avalado ampliar el uso del pasaporte covid a la hostelería, centros deportivos y residencias de ancianos. La medida se toma tras el incremento en el número de casos, de modo que su implementación no se hará esperar y se aplicará en la madrugada del jueves al viernes.

Los magistrados han aceptado la petición del Govern, que necesitaba el aval judicial para aplicar unas medidas que afectan a derechos fundamentales, han explicado fuentes del Govern. El pasado martes, el Govern de la Generalitat anunciaba que solicitaría al tribunal la autorización para ampliar el uso de este certificado ante un aumento "preocupante" de la incidencia.

Los magistrados constatan la "relevancia" de la pandemia y convienen en que las medidas que se proponen desde la Generalitat son necesarias, proporcionales e idóneas para aplacar los contagios. 

Matizan, eso sí, que si el Govern quiere seguir añadiendo más sectores y actividades a la obligación de presentar el citado pasaporte, esto "va a requerir cuanto menos una mayor motivación y justificación" de las limitaciones de derechos que se prevén llevar a cabo. 

Recordemos que desde el pasado 7 de octubre ya se requiere para entrar al ocio nocturno en interiores y desde inicios de noviembre también para banquetes, celebraciones y actos que se celebren en hoteles y restaurantes con posibilidad de baile.

Una "pérdida de derechos y libertades"

El conseller de Salud de la Generalitat, Josep Maria Argimon, ha lamentado antes de conocerse el aval del TSJC que la aplicación del certificado es una "pérdida de derechos y libertades" pero ha puntualizado que, a lo largo de la pandemia, ha habido recortes más grandes en esta línea como el confinamiento y el toque de queda.

Al ser preguntado por si el uso del certificado será suficiente para frenar el crecimiento de los indicadores, ha sostenido que el control de la pandemia es un "ensayo y error" y ha aclarado que, hasta el momento, el certificado se ha utilizado en Europa para incentivar la vacunación mientras que, ahora, la finalidad es diferente, según Argimon.

Otro elemento "importante" para Argimon es que la aplicación del certificado tiene que estar acotada en el tiempo y, una vez Catalunya supere el pico de la subida de indicadores epidemiológicos, retirar la resolución.

Más noticias