Público
Público

El trabajo por turnos puede alterar el ciclo menstrual

Reuters

Por Amy Norton

Las mujeres que trabajan porturnos pueden ser de algún modo más propensas que el resto atener alteraciones del ciclo menstrual, según un nuevo estudioque sugiere que esto podría afectarles la fertilidad.

En un estudio sobre más de 71.000 enfermeras de EstadosUnidos, un equipo halló que las que trabajaban sin turno fijotendían a tener períodos menstruales irregulares (los intervalosvariaban más de una semana).

Además, algunas pocas eran más propensas a tener ciclos muycortos (menos de 21 días entre períodos) o muy prolongados (40 omás).

En general, las irregularidades menstruales dificultan laconcepción.

Los resultados no prueban que el trabajo por turnos altere elperíodo menstrual, aclaró la autora principal Christina C.Lawson, de U.S. National Institute for Occupational Safety andHealth.

Pero, cuando su equipo consideró varios otros factores quepodrían explicar la relación (edad, peso y actividad física), laasociación se mantuvo.

"Esto nos da más certezas de la relación", que nonecesariamente describe causa-efecto, explicó.

Por otro lado, hay motivos fisiológicos para creer que eltrabajo por turnos pueda alterar el ciclo menstrual: trabajar denoche modifica los ritmos circadianos del organismo, lo quecambia funciones básicas, como la presión y la producciónhormonal.

Los resultados, publicados en Epidemiology, surgen de datosde un estudio en curso sobre enfermeras de Estados Unidos.

Al inicio, unas 5.000, de entre 28 y 45, habían trabajado porlo menos 20 meses en turnos rotativos (un mes con por lo menostres turnos nocturnos, además de las tardes y las mañanas) en losúltimos dos años.

El 12 por ciento de las mujeres con mayor cantidad de turnosrotativos dijo que había tenido períodos irregulares, comparadocon el 9 por ciento de las casi 58.000 mujeres que no habíancambiado de turno laboral en los últimos dos años.

Al considerar otros factores, las mujeres que habíantrabajado por lo menos 20 meses con turnos rotativos tenían un 23por ciento más riesgo de tener períodos irregulares que las queno habían cambiado de turno. A menor turnos rotativos, menosalteraciones menstruales.

Un 2 por ciento de las que habían trabajado 20 turnosrotativos dijo que sus ciclos duraban 40-50 días, por ejemplo,comparado con el 1 por ciento del resto de las mujeres.

"Mi consejo (para las mujeres que deben trabajar de noche) esque traten de cuidarse y de compensar la falta de sueño cuandopuedan", dijo Lawson.

Sugirió también que presten mucha atención a la dieta y elejercicio. Lawson señaló que, en el estudio, las mujeres consobrepeso y obesidad eran más propensas que las delgadas a tenerciclos irregulares.

FUENTE: Epidemiology, mayo del 2011.

Más noticias de Política y Sociedad