Público
Público

La UE endurece las nuevas pruebas de estrés a la banca

La ampliación del fondo de rescate europeo se retrasa a marzo

DANIEL BASTEIRO

Las nuevas pruebas de estrés que se harán a la banca europea este trimestre para medir la fortaleza del sector serán más estrictas que las del verano pasado y analizarán la liquidez de las entidades, uno de sus principales puntos débiles. Así lo consensuaron hoy los ministros de Economía de la Unión Europea.

Las últimas pruebas, publicadas en julio, analizaron a 91 entidades de toda la Unión Europea, entre ellas 27 españolas, que representan al 95% del sector. Siete las suspendieron, de las que cinco eran cajas de ahorros que ahora están en proceso de recapitalización. Funcionarios comunitarios y analistas creen que precisamente sólo suspendieron siete porque no se tuvo en cuenta la liquidez de los bancos. Sin ir más lejos, las dos entidades irlandesas analizadas, Bank of Ireland y Allied Irish Banks, superaron las pruebas poco antes de desplomarse y provocar el rescate de Irlanda.

Los criterios definitivos para el estudio de la solvencia se decidirán definitivamente en los próximos dos meses y los resultados se publicarán en torno al verano. El comisario de Mercado Interior, Michel Barnier, adelantó hoy los cuatro ejes de referencia sobre los que los 27 habrían logrado un consenso. Se trata de la "transparencia total" en cuanto a los resultados, "tener en cuenta el riesgo soberano", la "liquidez", que supone un gran "riesgo para la banca" y la "uniformidad" de las pruebas para poder comparar con un mismo baremo a todos los bancos analizados.

Aunque los nuevos exámenes tienen en cuenta más variables que los anteriores, la vicepresidenta económica, Elena Salgado, aseguró que las cajas "llegarán en excelentes condiciones" a las pruebas porque en los últimos meses han "avanzado en la reestructuración operativa y la disminución de costes".

Salgado aseguró que, "en principio", el mismo número de entidades se someterán a los test. Sin embargo, España presiona a sus socios para que adopten la política de transparencia total y analicen la mayor parte de su sistema financiero como hace España, que hoy pidió al resto de países más transparencia. Así lo aseguran fuentes del Gobierno, que no confían mucho en que países como Alemania estén dispuestos a desnudar a todo su sistema financiero después de haber invertido una gran suma de dinero en reflotar sus bancos. Fuentes de la Comisión Europea aseguraron que el comisario Barnier está a favor de una mayor transparencia y recordaron que ni el número de entidades ni los criterios han sido definitivamente acordados.

Los 27 decidieron también hoy aplazar la ampliación del fondo de apoyo al euro previsiblemente hasta marzo. Aunque la Comisión Europea había pedido una decisión rápida, preferentemente en la cumbre del 4 de febrero, los países del euro consideran que inyectar más dinero al fondo de rescate no es urgente. "La prevención es mejor que la corrección", advirtió el comisario de Economía, Olli Rehn, recordando que "la crisis en el mercado de deuda continúa" y que la reforma del fondo actual deberá servir de "espejo" para el diseño del mecanismo permanente, que entrará en vigor en 2013. Para la zona del euro, y para Alemania especialmente, ambas cosas pueden cerrarse a la vez en una batería de decisiones que incluirán más coordinación económica de los socios.

Más noticias de Política y Sociedad