Público
Público
Únete a nosotros

Las víctimas reconocen al Segundo violador de l' Eixample

La madre de Singul exculpa a su hijo y afirma que esa noche estaba en casa

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

'Cuando aceleramos el paso, él también lo hizo y acortó la distancia a un par de metros', dijo una de las mujeres que testificaron contra Alejandro Martínez Singul. Pero el conocido como el Segundo violador del Eixample esta vez lo negó todo. 'Aquella noche estaba en casa', aseguró el hombre, de 43 años, a pesar de haber sido identificado entre unas 70 fotografías de personas con antecedentes.

Singul podría ser sentenciado por un delito que no llegó a cometer. Dicho en palabras de la fiscal, por un 'delito intentado de agresión sexual, aunque no haya existido el contacto físico'. Con este argumento, insistió la funcionaria, no es posible desconectar la masturbación de los antecedentes del acusado. La tenacidad con que el violador más conocido de los últimos tiempos en Barcelona se cubrió el rostro ante las cámaras, no evitó que los presentes en la sala recordaran las 15 agresiones sexuales que lo llevaron a cumplir 16 años en la cárcel.

'Siempre lo encerramos con llave y nunca sale desde que llegó de Francia', explicó María del Carmen Singul. En defensa de su hijo, aseguró que la noche del 10 de mayo permaneció en vela hasta las 5:00 de la mañana. Dos horas después de que Alejandro Martínez, siempre según la denuncia, forzara el portal de una finca en la calle París y se masturbara frente a las denunciantes. La madre incluso recordó el nombre de dos películas que vio en la televisión. Pero cuando la fiscal le preguntó si recordaba lo que había visto hace cuatro días, no supo qué responder.

La defensa repitió con insistencia que las mujeres no vieron el pene ni las manos del hombre practicando la masturbación. 'Sólo vi el movimiento de las manos debajo de la camisa', explicó una de las afectadas, oculta detrás de una mampara para proteger su identidad.

'En este juicio hay manipulación de la acusación, porque todos mis antecedentes ocurrieron de día y por la tarde. Nunca por la noche. Me encuentro indefenso ante cualquiera que me quiera denunciar. Estoy avergonzado de mi pasado, pero no lo he vuelto a hacer', afirmó Singul.

Al encontrarse en libertad, Singul debió de entrar por la puerta principal de la Audiencia, en la recién estrenada Ciudad de la Justicia de L Hospitalet de Llobregat en Barcelona.

Igual que sus víctimas, Martínez Singul pidió a su abogado que gestionara todas las medidas necesarias para no ser reconocido en los medios de comunicación. Por eso la vista comenzó 45 minutos más tarde de lo previsto, ya que Singul quería a toda costa evitar el interés de los periodistas por obtener sus declaraciones fuera del ámbito judicial.

Más noticias en Política y Sociedad