Público
Público

Zapatero y Rajoy llaman al voto por la fortaleza y el futuro de España

La jornada electoral discurre con una normalidad "total y absoluta", según el Gobierno.

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El presidente del Gobierno y candidato del PSOE a la reelección, José Luis Rodríguez Zapatero, ha votado a las 10.30 horas en el Colegio de Nuestra Señora del Buen Consejo en Madrid, acompañado de su esposa, Sonsoles Espinosa, y tras depositar su voto en las urnas ha pedido a los españoles una jornada de 'amplia participación' para conseguir una España y una democracia 'más fuertes'. 

Entre los aplausos y los gritos de 'Presidente' que le dirigió un nutrido grupo de simpatizantes, Zapatero aseguró que 'España es más fuerte si la democracia es más fuerte' y, en este sentido, planteó que 'la democracia es más fuerte si todos los ciudadanos acuden a votar'. 

El candidato socialista, que a su salida del colegio electoral también fue increpado por un pequeño grupo de ciudadanos contrarios a su gestión, instó a los españoles a ejercer el derecho al voto porque, según argumentó, 'nos da la capacidad de decidir el futuro de nuestro país'.

Rajoy, junto a su esposa 

El candidato del PP, Mariano Rajoy, ha acudido a votar junto a su esposa, Elvira Fernández, al Colegio Santa Bernardette de la localidad madrileña de Aravaca. 

Ha pedido a los españoles que acudan a votar y que lo hagan 'pensando en sí mismos y en el futuro de su país, que es España'.

El presidente del PP, que fue recibido en el colegio con múltiples aplausos por los ciudadanos que se encontraban allí en ese momento, ha dicho que lo único que desea es que 'las cosas se desarrollen como tienen que desarrollarse y que la única noticia sea que se hayan celebrado las elecciones y que las haya ganado quien haya querido el conjunto de los españoles'.

'Absoluta normalidad'

La 'absoluta' normalidad y la ausencia de incidentes significativos han dominado la apertura de los colegios electorales de toda España y la primera hora y media de votación de las elecciones generales que se celebran hoy. 

El secretario de Estado de Comunicación, Fernando Moraleda, y el subsecretario del Ministerio del Interior, Justo Zambrana, así lo han destacado en la primera rueda de prensa de la jornada electoral en la que ofrecen datos sobre su desarrollo. 

Ambos han avanzado que la normalidad es 'total y absoluta' y que los escasos retrasos que se han producido en la apertura de los colegios han sido solucionados 'en muy poco tiempo'. En el País Vasco, según el Gobierno han ocurrido incidentes similares a los que tienen lugar cualquier fin de semana.

35 millones de españoles llamados a las urnas 

Algo más de 35 millones de ciudadanos están convocados hoy a las urnas. Están en juego los 350 diputados y 208 senadores que compondrán el Parlamento de la IX legislatura de la democracia española y el signo del Gobierno de España durante los próximos cuatro años.

Los españoles censados pueden ejercer su derecho al voto desde las nueve de la mañana hasta las ocho de la tarde.

En todo el país, 23.106 colegios electorales albergan 56.346 mesas; los presidentes de cada una de ellas repiten decenas de veces el ritual y reglamentario “vota” cada vez que un ciudadano le entregue una papeleta blanca –para el Congreso- o sepia –para el Senado.

Más cifras: las urnas habilitadas son 229.172, las cabinas 64.356 y las papeletas impresas ascienden a 908 millones. De las 35.072.209 personas que pueden votar hoy, 33.867.077 residen en España, 1.205.132 residen en el extranjero y 1.711.776 son jóvenes que podrán votar hoy por primera vez.

Los votantes que se decidan a ejercer su derecho se acercarán a su colegio electoral con nieve y lluvia en la mitad norte peninsular y nubes y claros en la mitad sur, Baleares y Canarias. Habrá, sin embargo, 700.000 personas que no tengan que enfrentarse al viento que soplará en la mayoría del país porque ya habrán votado por correo. Supone un aumento del 37,9 % respecto a las elecciones de 2004. 

De la obsesión por las encuestas al punto final de ETA 

La campaña ha estado marcada por la atención obsesiva a las encuestas electorales, que han marcado una diferencia mínima entre los dos partidos más votados del panorama político. Las provincias decisivas, en las que se prevé que se definan los escaños que decidirán la victoria, son Cádiz, Teruel, Las Palmas, Santa Cruz de Tenerife, León, Cuenca, Barcelona, Valencia, A Coruña y Madrid.

Los cara a cara televisados entre los candidatos con más posibilidades han marcado la pelea electoral. El terrorismo, la inmigración o la economía fueron los temas más destacados. Rajoy y Zapatero desgranaron sus respectivos programas ante la indignación del resto de partidos: IU, CiU, PNV, Esquerra Republicana y otras opciones minoritarias acusaron a los dos aspirantes con más posibilidades de pretender monopolizar el debate electoral. 

La niña de Rajoy o el 'buenas noches y buena suerte' de Zapatero dieron color a las crónicas de los periodistas y alentaron parodias en la Red. Así, el panorama mediático oscilaba entre lo festivo y lo crispado hasta que la banda terrorista ETA irrumpió en la campaña con un asesinato. Era el viernes 7 de marzo al mediodía y todos los partidos -salvo CiU, que transformó un mitin en un acto de repulsa al atentado- interrumpieron sus actos electorales.

El asesinato de Isaías Carrasco ha llenado el fin de campaña y la jornada de reflexión de dolor y de atisbos de unidad entre los partidos democráticos truncados por amargas peleas entre políticos. El mejor mensaje final ha sido el de la hija de Isaías Carrasco que, como han hecho partidos políticos y artículos en medios de comunicación, ha llamado a la ciudadanía a votar 'para solidarizarse con nuestro dolor'.