Público
Público

Un espectáculo cósmico de fuegos artificiales

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El Universo fue un lugar sombrío durante 100 millones de años, hasta que las primeras estrellas llevaron la luz a las tinieblas. La materia oscura, la más abundante, dirigió el ritmo y el sentido del proceso.

La hipótesis fría desemboca inevitablemente en la agregación gravitatoria de grandes grumos y estrellas masivas de vida corta.

Las condiciones de partida ensayadas por Gao y Theuns, una materia oscura de temperatura intermedia, resulta en la formación de suaves filamentos de materia estelar, con una longitud de unos 9.000 años luz, la cuarta parte de la Vía Láctea.

Estos hilos no colapsan en inmensos coágulos aislados, sino que se fragmentan con el estallido de estrellas grandes y pequeñas. Algunas de éstas últimas, las más longevas, aún vagan por la galaxia, llevando con ellas las respuestas que busca la ciencia.