Público
Público

La 'ley Sinde' de EEUU se votará en el Senado

El proyecto de ley que busca el cierre de páginas web que se consideren ilegales ya fue validado por unanimidad en el Comité Judicial

EUROPA PRESS

El presidente del Comité Judicial de EEUU, el senador Patrick Leahy presentó en septiembre de 2010 el proyecto de Ley denominado Lucha contra la Infracción Online y Ley de falsificaciones. Este proyecto de ley fue aprobado por unanimidad en el Comité Judicial pero no en el Senado, por lo que próximamente volverá a la cámara.

Según informa CNet, si este proyecto de ley se aprobara, el Departamento de Justicia de EEUU podría presentar acciones civiles contra aquellos dominios que consideren 'piratas' y, si ese dominio se encuentra en EEUU, el Fiscal General podría solicitar que fuese incautado.

Además, este proyecto también autoriza a terceros como proveedores de servicio de Internet, procesadores de pagos y proveedores de anuncios online a tomar medidas contra este tipo de sitios.

'Las infracciones online nos cuestan miles de millones de dólares al año. Nuestros negocios basados en la propiedad intelectual se encuentran entre los más productivos de nuestra economía y no podemos quedarnos quietos y ver los estragos que nos causan y cómo los consumidores estadounidenses son estafados', asegura el semador Leahy.

'Vamos a renovar nuestro esfuerzo y vamos a tomar medidas contra los criminales online que hacen daño a nuestros empleos mediante la obtención de la propiedad intelectual de la nación sin tener que pagar por ello', concluye.

Entre los partidarios del proyecto de ley se encuentran la industria del entretenimiento y la Cámara de Comercio de EEUU, quienes aseguran que esta legislación ya ha producido beneficios. En contra, las asociaciones Electronic Frontier y Distributed Computing Industry así como La Unión de Libertades Civiles Americana, quienes consideran que este proyecto de ley es algo más que censura.

Los principales proveedores de servicio de Internet todavía no se han pronunciado sobre el tema y algunos ejecutivos del sector se muestran bastante escépticos a que este proyecto sea aprobado.