Público
Público

11 años sin Labordeta: recordamos los mejores discursos que nos dejó

El cantautor y exdiputado dejó muchas y buenas reflexiones en las que compartió su sabiduría, su pasión, sus convicciones y su defensa de la libertad del pueblo aragonés.

José Antonio Labordeta
José Antonio Labordeta. Fundación José Antonio Labordeta

Nacido en Zaragoza el 10 de marzo de 1935, José Antonio Labordeta fue poeta, catedrático de historia, político pero sobre todo cantautor. Fue y es el mejor y más respetado embajador de su tierra, Aragón, cuya dignidad y conciencia siempre defendió.

Considerado uno de los principales exponentes de la canción de autor comprometida con la sociedad, grabó dieciséis discos y publicó más de una veintena de libros. En 1971, en plena dictadura franquista, Labordeta escribía 'Canto a la libertad', una canción en la que se atrevió a recitar que "habrá un día en que todos al levantar la vista, veremos una tierra que ponga libertad".

Siempre defendió la dignidad y libertas del pueblo aragonés

Fue un político que nunca pensó en política, un hombre de tierra adentro que cargaba las pilas junto al mar y que se definía a sí mismo como un 'anarco-burgués'. Fue el primer representante de la Chunta Aragonesista —el partido de la izquierda nacionalista aragonesa— en el Congreso de los Diputados.

Allí tuvo más de un desencuentro, siendo el más famoso el día que mandó "a la mierda" a toda la bancada popular. Una época que a pesar de lo que se cree, también estuvo marcada como ahora por la crispación entre los políticos, aunque Labordeta era conocido por tener amistades en todo tipo latitudes.

En 2006 se tuvo que enfrentar a un cáncer de próstata que minó su salud pero no su ánimo de vivir. Vida a la que daban luz, remarcó siempre, sus dos nietas gemelas y sus libros. El 19 de septiembre de 2010, Labordeta falleció.

Estos son algunos de sus mejores discursos

.- Cuando intentaba hablar con el por entonces ministro de Fomento del Gobierno de Aznar, Francisco Álvarez-Cascos, pero la bancada del PP se burlaba de él y no paraban de interrumpirle:

"¿No puede uno hablar aquí o qué? Coño, a ver si no puede uno hablar aquí. A la mierda, joder. Estoy hablando con el ministro y no con ustedes. Ustedes están habituados a hablar siempre porque aquí han controlado el poder toda la vida y ahora les fastidia que vengamos aquí a poder hablar las gentes que hemos estado torturados por la dictadura. Eso es lo que les jode a ustedes, coño, y es verdad, joder. ¡A la mierda!".

.- También llamó  'gilipollas' a un diputado del Partido Popular, esta vez cuando para burlarse de su disco 'Con el puño cerrado con dignidad', el político Carlos Aragonés cerró el puño y se lo mostró a Labordeta:

"Déjenme hablar, yo tengo la palabra, señorías. ¿Qué haces con el puño cerrado? -le dijo a Carlos Aragonés, ex director de Gabinete de Aznar-. El puño cerrado lo tengo yo, tío. Yo voy con el puño cerrado con dignidad. No me lo cierres tú, gilipollas".

.- En el contexto de la guerra de Irak, se atrevió a recitar un poema al expresidente del Gobierno, Jose María Aznar:

"Como usted es amante de la poesía, voy a leer unos fragmentos de un poema escrito por un gran poeta español en los años 50, cuando también los clarines de la guerra anunciaban ya el nuevo desastre:

Mataros, pero dejad tranquilo a ese niño que duerme en una cuna. 
Invadid con vuestro traqueteo los talleres, los navíos, las universidades. 
Las oficinas espectrales, donde tanta gente languidece.
Triturad toda rosa, hollad al noble pensativo.
Preparad las bombas de fósforo y las nupcias del agua con la muerte…
Inundad los periódicos, las radios, los cines, las tribunas.
Pero dejad tranquilo al obrero que fumando un pitillo.
Ríe con los amigos en aquel bar de la esquina.
Asesinaos si así lo deseáis, exterminaos vosotros".

.- La Chunta Aragonesista fue uno de los síes necesarios para aprobar los matrimonios entre personas del mismo sexo. En aquella ocasión, espetó lo siguiente:

Presidente, en primer lugar, saludo a los representantes de colectivos
de gays y lesbianas de todo el Estado y también de mi tierra que están en la tribuna del público. Desde Chunta Aragonesista vamos a rechazar el veto del Senado y, por tanto, daremos un sí rotundo. Es una cuestión de dignidad y justicia, de valores humanos y de respeto a la decisión libre de la persona.

[...] Ahora me gustaría acabar pidiendo a las gentes de orden, que, como no cabe duda, son todas las que pertenecen al PP, que acaten la ley y no pongan trabas ni pegas para que concejales y alcaldes casen a estas parejas. Yo pronto, cuando salga adelante esta ley, iré a la primera boda como invitado".

.- En su última sesión como diputado, el 4 de julio de 2007, el entonces presidente del Gobierno José Luís Rodríguez Zapatero, le dedicó estas palabras a Labordeta:

"Señor Labordeta, lo siento. No siento lo de que hoy no me votaría, en absoluto; siento que no esté aquí en el próximo debate sobre el estado de la Nación, lo siento muchísimo, lo siento de corazón. Sé que lo sienten muchos diputados y muchos españoles porque usted es una magnífica representación."

Ante estas palabras, el diputado de la Chunta Aragonesista respondió entre aplausos al presidente:

Señor presidente del Gobierno, supongo que después de la ovación que ha habido aquí en mi vida próxima me tendré que hacer del PSOE, porque uno se va de aquí absolutamente emocionado. Muchas gracias.