Público
Público

2º Temporada de Hierro Candela Peña:"Quién me iba a decir a mí que alguien me iba a llamar para la televisión"

Movistar+ estrena este viernes los dos primeros episodios de la segunda temporada de 'Hierro', que será la última.

hierro
Imagen de Candela Pena en la segunda temporada de la serie 'Hierro'. Jaime Olmedo / Movistar +

A la jueza Montes se la va a echar de menos. Y con ella a una Candela Peña que ha regalado a los seriéfilos con su interpretación uno de los mejores personajes femeninos de las últimas temporadas, creado por Pepe Coira y dirigido por Jorge Coira. Pero antes de decirle adiós a Hierro y a toda su familia toca disfrutar de una segunda y última temporada compuesta de seis episodios que se estrena este viernes en Movistar+ y que combina el drama familiar con el thriller trepidante en un escenario tan genuino como la isla de El Hierro.

"Quién me iba a decir a mí que alguien me iba a llamar para la televisión", confiesa la ganadora de tres premios Goya al preguntarle cómo ha sido el reencuentro con su personaje nada más arrancar la entrevista. Cuenta que dudaba de esa llamada hasta que apareció Movistar y la fichó como protagonista de una de sus series de producción propia. De la experiencia dice que ha sido "una pasada, un gran máster en el mundo de la televisión. Yo hasta ahora solo conocía las plataformas de los zapatos de mi armario y estoy viendo lo que es el mundo de las plataformas, de la tele…". De todo eso hay cosas que le han sorprendido, que "están normalizadas en el mundo de la tele", y sobretodo, reconoce que "ha sido un gran aprendizaje del que estoy absolutamente agradecida".

Esta nueva temporada ahonda en las muchas versiones de una mujer que, además de jueza, es madre de un niño dependiente

Como ejemplo de esas cosas que en televisión son normales menciona rodar sin tener aún los guiones de todos los episodios. "Para mí ha sido dificultoso no saber hacia dónde iba mi personaje. Eso no me había pasado nunca y fue duro para mí", reconoce la actriz al tiempo que recuerda que, aunque ella sea más "golosona" para entrevistar "detrás de una serie, de un producto como Hierro, hay 400 personas y las 400 podrían hablar y contar su experiencia del trabajo de la temporada porque del equipo de rodaje somos muy pocos, hay muchas personas en el antes y en el después". Ella, continúa, solo puede hablar de su parte, que "lo que hace en esta segunda temporada es repartir thriller".

Imagen de la segunda temporada de 'Hierro'. Jaime Olmedo / Movistar+

Montes tiene más 'acción', por decirlo así, pero también se ahonda aún más en su psicología. Algo en lo que profundiza esta nueva tanda de episodios es en las muchas versiones de una mujer que, además de jueza es madre de un niño dependiente. Una faceta de su vida familiar que algunos se empeñan en ver como incompatible con la vida laboral. Esto es algo que quienes son padres y madres de niños como Nico o con otro tipo de discapacidad saben muy bien. Muchos, incluso, es posible que lo hayan vivido en carne propia. Sin embargo, Hierro, a través del personaje de Candela Peña, muestra que se puede ser madre de un niño con discapacidad y, a la vez, seguir siendo una profesional.

"No quería victimizar para nada a esa madre", cuenta Peña

"En las mujeres, en general, creo que esto va en nuestra impronta de nacimiento. Tú puedes llevar una vida para delante porque llevamos desde el Pleistoceno haciendo eso. Es que no hay nada que nos sorprenda. Lo que creo es que la gente que nos escribe, nos produce y nos dirige casi siempre son hombres y dentro del imaginario masculino pues nos pintan de una manera y a partir de los cuarenta casi siempre se nos pinta enfadadas, enfermas o desagradables. Entonces, la jueza puede con todo, evidentemente. Es que la jueza es jueza y ese niño está enfermo desde que nació, sabe más que nadie cómo está su hijo y en las condiciones en las que está. Su hijo está enfermo desde antes de la primera temporada. Los personajes nosotros los vemos en momentos aislados, pero mi responsabilidad como actriz es contar realidades que no existen. He tenido que construir a esa mujer para que llegue a ese momento que tú ves como está al margen de lo que ponga en la letra", comenta sobre cómo se escribe a las mujeres y cómo dio ella forma a todo eso que no se ve pero se aprecia en el personaje.

Al comienzo de esta segunda temporada, además, "está mucho peor que en la primera" y sufre un revés sobre la salud de Nico que es difícil de asimilar. "Se enfrenta a una guerra interna para ella muy dura como madre, pero que no la puedo explicar con palabras y no quiero tampoco verbalizarla porque somos muchas (aunque yo solo lo sea en la ficción) madres de niños discapacitados que se han visto reflejadas de puta madre y creo que les debemos un respeto a esas madres", analiza Candela Peña, que defiende que "no quería victimizar para nada a esa madre, ni hacérsela de ‘yo me quedo con el niño’. No, yo me voy a currar porque es mi curro, mi niño es así y toca seguir. Es como furia titánica de dentro". Y ese retrato realizado en el que hay tanta verdad le ha valido el reconocimiento de quienes están en la misma situación que la jueza Montes. "Son muchas las mujeres que me han escrito, madres de niños con discapacidad, muchas, muchas. Sobre todo dándome las gracias de eso justamente, de que no victimicemos a esa mujer, que no la disfracemos de una cosa que no es. Porque las mujeres con niños con discapacidad hay muchos días que están hasta los mismísimos pelos del sombrero".

La clave está en la normalización, algo por lo que apostaron tanto la actriz en su composición del personaje como su creador

La clave está en la normalización. Y eso es algo por lo que apostaron tanto la actriz en su composición del personaje como su creador. "A nosotros nos gustaba mucho la idea de normalizar. Estaba también esa cosa de vale, tenemos una jueza que como tal por su carácter le importa mucho intentar mantener una autoridad, no un poder, una autoridad en lo que es su trabajo, su toma de decisiones. Y hay otra faceta, la de esa madre y ese amor inmenso que no es un amor inmenso que tengas que estar manifestándolo todo el tiempo, que no tienes que estar diciendo nada, que no tienes que estar demostrando nada, sino que el hecho de que estés ahí es suficiente prueba. Tuvimos la enorme suerte de encontrar a Ángel, el niño que hace de Nico, que él tiene una discapacidad diferente", comenta en este sentido Pepe Coira sobre su posición a la hora de darles vida a ambos personajes.

De madres, padres, hijos e hijas

La maternidad de la jueza convive con la de esa madre con un pasado lleno de errores contra la que lucha su exmarido para, en venganza por una historia complicada entre ambos, arrebatarle a las hijas de ambos. De ahí que pueda dar la impresión de que se trata de una historia de madres, de que esta temporada gira en torno a la maternidad. Pero, como bien hace notar Pepe Coira durante la entrevista, "es el tema, y no solo de esta temporada, sino también de la primera. Alguien había dicho que es una serie sobre madres, yo diría sobre madres y padres y sobre hijos e hijas. Porque Candela sin Nico no existe, no tiene sentido. El conflicto de la custodia tiene todo que ver con ese vínculo tan fuerte, pero también es el de Díaz con Pilar o el de Faddi con Samir. Eso de los lazos familiares, la relación paterno-filial, es algo que es tan potente y nos importa tanto a todos que puede ser un gran motor para que hagamos cosas, para que pasen cosas".

Imagen de la segunda temporada de 'Hierro'. Jaime Olmedo/ Movistar+

Y las cosas que pasan tienen en su centro neurálgico a Díaz (Dario Grandinetti) y a la jueza Montes. Su relación es uno de los muchos pilares que sostienen Hierro y que hacen que todo funcione como debe ser en un buen thriller. Estaba en los primeros ocho episodios y se multiplica en estos seis últimos. Para Peña es "una relación alucinante, porque es como un quiero y no puedo. Creo que ambos se llaman muchísimo la atención, pero saben que es improbable que pueda salir para delante esa amistad, porque están en bancos diferentes, juegan uno casi siempre en contra del otro. Pero se caen bien y no lo pueden evitar". Eso en cuanto al guion. Como actriz, reconoce la admiración por su compañero de reparto y todos esos actores de la escuela argentina a los que vio en vivo y en directo en el teatro Goya de Barcelona casi desde niña.

Como actriz, reconoce la admiración por su compañero de reparto, Dario Grandinetti

Para su creador, "Díaz es el canalla noble, es el personaje que aspiras a que sea imposible que te caiga mal, porque tiene mucha coherencia para sí mismo, tiene su código, a su manera" y la relación entre ambos, es "quizá el eje principal de la historia". Y sobre ese dúo actoral que forman Grandinetti y Peña, comenta que para ellos "uno de los grandes retos cuando hicimos la segunda temporada era encontrar una historia que nos permitiera prolongar ese tándem, porque era una de las mejores razones que teníamos para hacer la serie, dos personajes como Candela y Díaz, dos personajes tan distintos en tantas cosas pero que al mismo tiempo tienen tantas cosas en común, dos personajes que están encarnados por Candela Peña y Dario Grandinetti".

De ahí que el creador de Hierro muestre su deseo de poder reunirles en una nueva historia ahora que esta finaliza después de jugar el juego del falso culpable y poner el foco no tanto en el quién sino en el "porqué". Sobre por qué cerrar una serie que funciona tan bien tras solo dos temporadas, comenta que siempre plantean cada una como una historia cerrada, aunque luego pueda continuar tirando de alguno de los hilos. Sin embargo, en este caso "hay que pensar que un sitio como El Hierro no es ideal para estar acumulando historias criminales un día detrás de otro porque creemos que perdería el verosímil, que es esencial".

La segunda temporada de Hierro se estrena este viernes en Movistar+ con un doble episodio y después uno nuevo cada viernes. Candela Peña y Darío Grandinetti están acompañados por Matías Varela, Aina Clotet, Iris Díaz, Aroha Hafez, Ciro Miró, Naira Lleó, Helena Sempere, Luifer Rodríguez, Enrique Alcides, Kimberley Tell, Norberto Trujillo, Tania Santana, Maykol Hernández, Celia Castro, Marga Arnau y Antonio Durán ‘Morris’.