Público
Público

Hierro Candela Peña: "Las mujeres no somos una cuota, el talento es el mismo, que se nos trate igual"

Movistar+ estrena hoy Hierro, su primera serie protagonizada por una mujer, como recuerda durante su entrevista con Público Candela Peña, la actriz elegida para hacerlo.

Publicidad
Media: 4.33
Votos: 6

Escena de la serie. Movistar+

Hierro es un thriller con un asesinato por resolver y un falso culpable que lucha por demostrar su inocencia. Pero por encima de todo eso es la historia de una mujer a la que nada es capaz de detener y que debe capear varios temporales al mismo tiempo desde la soledad de su posición personal y profesional.

La creada por Pepe Coira y dirigida por Jorge Coira es una serie enmarcada dentro de un género claro pero que se sale hasta cierto punto de los cánones habituales en el panorama televisivo nacional desde distintos ángulos. Con un guion sólido detrás y un camino bien marcado que maneja los tiempos con el cronómetro puesto sabiendo cuándo toca introducir cada giro, tiene como protagonista a una mujer, jueza, mayor de cuarenta años, madre en solitario de un hijo con una discapacidad y a la que, para complicarle aún más la existencia, han enviado al lugar más remoto que han encontrado como castigo.

"Todas las chicas tenemos que estar de celebración porque esto no suele pasar", asegura Candela Peña

Por todo esto Candela Peña, quien da vida a Candela Montes, explica en su entrevista con Público, que "todas las chicas tenemos que estar de celebración porque esto no suele pasar". Emocionada y entusiasmada por el personaje y por el trabajo realizado, se reconoce con las mismas ganas de promocionarla que de rodarla porque para ella "es un orgullo poder representar a esta franja de mujeres, que hay muchísimas, y que así se vean reflejadas. Es motivo de celebración", insiste.

¿Responsabilidad? Ninguna. "Al contrario, lo vivo como un regalo, que se nos vea". Peña, ganadora de tres premios Goya, pone en valor lo insólito del tipo de protagonista que se sale de los cánones elegido para Hierro y llama a la responsabilidad por las mujeres, ahora jóvenes y niñas, que vienen detrás. En ese sentido, cree que el colectivo femenino debería unirse para remar en un mismo sentido y pone el dedo en la llaga lanzando un dardo a un tipo muy concreto de medios de comunicación. "Solo te digo que si yo estuviese en los cánones de belleza, siendo la primera mujer protagonista de una serie de Movistar+, sería portada de un montón de revistas. Pero las revistas femeninas no le dan hueco a mujeres así", se queja.

"Pelee porque esta mujer no fuese una mujer que llega al poder y se masculiniza, que fuese una mujer que vaya estrecha, con sus grasas, con su pecho y con lo que fuera", dice la actriz

Reivindica también el mismo trato para las actrices que el que reciben sus compañeros actores. "No somos una cuota, el talento es el mismo, que se nos trate igual. Detesto palabras como empoderar. Yo no quiero tomar el poder de nada. Es como en esta serie. Pelee porque esta mujer no fuese una mujer que llega al poder y se masculiniza, que fuese una mujer que vaya estrecha, con sus grasas, con su pecho y con lo que fuera. Una mujer que no se tiene que esconder detrás de un traje de chaqueta para decir soy la jueza". Y así es, efectivamente, ni más ni menos la Candela Montes.

Una madre soltera, porque el padre de su hijo salió corriendo cuando vio la situación, a la que su fuerte carácter le ha jugado una mala pasada. Es por eso y por su forma de actuar que como castigo ha sido enviada a El Hierro, un lugar con su propia idiosincrasia que da mucho juego en ese sentido a la trama y en el que Montes no termina de encajar. Es una forastera en una tierra extraña donde no es bien recibida porque llega arrasando. ¿Qué es eso de la Bajada? No está dispuesta a que una romería, que para ella no es más que una "estupidez", se interponga en sus quehaceres judiciales por mucho que eso suponga echarse a todo el pueblo en contra.

Ese deber al que no renuncia ni un minuto es encontrar al verdadero culpable del asesinato de Fran, un joven cuyo cadáver aparece muerto el día que iba a casarse y de cuya muerte el principal sospechoso es Díaz (Darío Grandinetti), un poderoso y turbio hombre de negocios con un pasado delictivo y al que todo el mundo quiere quitarse del en medio. Que tenga una coartada es lo que menos les importa a sus vecinos. Lo único que les interesa es bajar a la Virgen del monte. Las escenas compartidas entre Peña y Grandinetti son algunas de las mejores de Hierro, del que la actriz asegura que uno de sus aspectos más interesantes es que no es "el thriller obvio".

Junto a ellos, un reparto con muchos actores canarios que contribuyen a darle una mayor autenticidad a ese ambiente tan propio de la isla que busca capturar Hierro en todo momento. Mónica López, Yaiza Guimaré, Kimberley Tell, Tania Santana, Luifer Rodríguez, Mari Carmen Sánchez y Antonia San Juan figuran en los títulos de créditos. De todos ellos, destacan los personajes femeninos. La jueza Montes no es la única que es dibujada como una mujer que tira para delante sin la necesidad de un apoyo masculino. Algo de lo que Peña reconoce todo el mérito a Coira.

Una de las escenas de 'Hierro'. Movistar+

"Hay que ponerle una plaza en su pueblo, porque es verdad, son todas las mujeres. A parte, se habla de las estructuras culturales. Incluso critica eso. El personaje de Mónica López [la agente Reyes] se ha quedado viuda hace un año y dice que se tiene que esconder para echar un polvo por lo que diga el entorno. Por eso esta serie es tan importante. Sí, es un thriller, pero de eso que lo hablen los demás, yo hablo de mi personaje y de lo que representamos las mujeres aquí. Y es que es tan difícil que pase que por eso estoy yo tan contenta y tan arrebatada", explica.

A Montes le penaliza tener ideas propias, por eso acaba en El Hierro, apartada y con un hijo de sillas de ruedas, como ella dice. Es algo que las dos Candelas comparten. "Tener ideas propias se penaliza mucho, tanto que a ella se la cargan y la envían allí. Yo soy una persona, te hablo de la actriz Candela Peña, que no me he expuesto mucho a hablar por ahí y por dos cosas que he hablado se me ha penalizado un montón. Nunca he hablado sobre mis ideas políticas, o si soy o no feminista… Claro que se penaliza y fue por recoger un premio. Es lo único que comparto con esta mujer", sentencia sobre un personaje que le ha costado mucho preparar por lo complicado de interpretar a una mujer con tanto carácter, tanta fuerza y el mismo tiempo un enfado tan fuerte que le impide sonreír en todo momento.